Nuevo diseño

Pues ya está hecho. Ale!

La versión 3.0 de reven.org, algo que empecé hace mucho mucho tiempo (en una galaxia muy lejana…) y que por unas cosas u otras siempre ha pasado a un segundo plano, al fin está. Y que esté no quiere decir que esté acabada ni mucho menos; quedan muchos detalles que iré puliendo con vuestro feedback, y queda aún mucho contenido por pasar a limpio.

Este tercer diseño me ha dado bastantes más quebraderos de cabeza, por querer hacer las cosas bien, probar cosas nuevas y porque será la última versión de esta página que me moleste en hacer compatible con navegadores que no cumplan los estándares.

Espero que os guste.

Nuevas camisetas

Acabo de actualizar las camisetas. He dejado la tienda de cafepress que tenía y ahora estarán todas juntitas en mi tienda de Spreadshirt. Lo mejor de todo es que Spreadshirt distribuye las camisetas desde Alemania, o sea que se acabó el tener que pagar en dólares y los gastos de envío surrealistas.

Iré añadiendo algún que otro diseño, pero quería rescatar el original y darle un poco más de color.

Si queréis compraros una, utilizad el código EARLYSHOPPING y conseguiréis un 15% de descuento en vuestra compra, pero sólo hasta el 20 de Noviembre.

Tendencias y mejoras

Capturas de pantalla de algunas web apps

En la web 2.0 han cambiado muchas cosas. La web ha sido mejorada a base de esteroides (AJAX) y ahora se construye mediante nuevos lenguajes de programación diseñados pensando en la productividad y en los humanos (como Ruby).

Como en todo, las grandes y populares webs han sentado unas bases que los demás intentan seguir, con éxito variable. Se trata de cambios estéticos y de usabilidad (muchas veces ligados), que intentan demostrar que el diseño de páginas web no está reñido con su accesibilidad o con el uso de tecnologías que conforman a los estándares.

Pero como todo lo relativo a internet, la mayoría de la gente no tiene ni la menor idea de qué es eso que los raritos llaman “Web 2.0”. Aún hay demasiada gente (e incluso profesionales) que construyen sus webs totalmente con imágenes y que no entienden porqué el uso de flash es nocivo para una página web.

Al margen de cómo estén hechas las páginas o qué es lo que hay detrás para hacerlas funcionar, hay unos elementos comunes que se distinguen a simple vista y que han sido impuestos por el movimiento web 2.0. Estos elementos, que son “lo que se lleva” en este momento, son:

  • Simplicidad
  • Uso de resaltado amarillo (tipo fluorescente)
  • Mucho “whitespace”
  • Íconos grandes y coloridos
  • Animaciones no flash
  • Degradados y efectos 3D

El gran perderdor de esta renovación ha sido el flash. Su momento “Cool” fue bastante breve, pero el número de personas que se quedaron estancadas en ese momento es descomunal. Sin embargo, también ha jugado un papel importante en la revolución, como por ejemplo en las primeras versiones de flickr. Actualmente su uso en la web 2.0 está bastante extendido, pero no para presentar contenido, sino para interactuar con el usuario en aplicaciones ingeniosas. Este uso de flash sí es lícito, emho.

Como todas las revoluciones, su alcance (o incluso su grado de revolución) es variable según el punto de observación y el criterio del observador, pero lo cierto es que algo sí está cambiando. Espero que en un futuro próximo surjan aplicaciones web realmente buenas, que pongan en práctica estas nuevas directrices.

[imágenes: Odeo, Juice, Backpack, Skinny Corp]

De churros y porras

Estas últimas dos semanas he estado bastante inmerso en trabajo atrasado. Tenía un par de webs pendientes de entrega que me he quitado de encima mediante 36 horas continuadas delante del ordenador, un cambio de sueño y un hérpex labial. Los excesos se pagan.

Lo que más me molesta de diseñar páginas web es que me veo capaz de diseñar webs geniales, como por ejemplo la gente de stopdesign, pero los clientes no quieren pagar lo que una de esas webs cuesta. En su lugar quieren la web corporativa de corta y pega, que sea genial pero que no pase de su presupuesto para su presencia en internet (cercano a cero). Duros a cuatro pesetas. Si alguien tiene que buscar en google que coño quiere decir esta última frase es que soy más viejo de lo que creo.

A lo que iba: yo no hago churros en serie; a mi me gusta hacer auténticas porras descomunales y artesanales, que no tienen igual en el mundo de las porras. Soy demasiado perfeccionista para hacer churros de forma rentable: me paro en detalles ridículos que si bien podrían quedar así (y casi nadie se daría cuenta) a mi me revuelven las entrañas.

Pongamos un caso hipotético de 300€ por un proyecto de estas características. ¿Cuánto quieres cobrar por hora? Si consigues hacerlo en un dia de trabajo nos sale a unos 37,50 €/h. No está nada mal, no? Mi problema es que no puedo entregar ese proyecto hecho en 8 horas. Me parece indigno. El menú podría tener los bordes redondeados, podría poner un fondo semitransparente, podría optimizar las palabras clave, podría rediseñar ese logo tan horrible que me han pasado, podría vectorizar todos los logos para que puedan utilizarlo en la correspondencia, podría… Podría seguir durante horas. En nuestro ejemplo hipotético, yo me pasaría 5 días rompiéndome la cabeza, con lo que mi tarifa por hora quedaría en unos 9,38 €/h. Lo peor de todo es que a la mayoría de los clientes les da bastante igual los extras que le hayas metido por la cara: ellos solo piensan en hacer las nuevas tarjetas con la dirección de internet.

Y ese es el motivo por el que sólo diseño páginas web como hobby y no como profesional.

Conozco empreas que te venden un paquete de “web básica” con 1 dominio, 2 cuentas de e-mail, 20 imágenes (¡alaaaaa! ni más ni menos!!!) y 5 páginas (¡5!) autogestionables!!! todo por el módico precio de 480€ (de los cuales la empresa que diseña la página en realidad recibe la friolera de 240€). Me consta que los que diseñan estas páginas tienen en su disco duro unas 3000 plantillas, que pueden ir variando con colores e imágenes nuevas y que deben tardar unas 2 horas en tener la página lista. 120 €/h no está nada mal… Hacen, literalmente, páginas como churros.

En fin. Sólo quiería desquitarme.

Mighty qué?

Hace ya algún tiempo, con mi primera nómina de mi nuevo trabajo en el mundo real, me compré el Mighty Mouse de Apple.

Apple Mighty Mouse

Me llamaba mucho al atención su rueda de scroll bi-dimensional y la falta de botones (al menos en apariencia). Además su diseño es muy atractivo y pensé que con él entre las manos y esforzándome un poco podía imaginar que ya tenía un G5… Ayyy!

Después de un par de meses de uso, he decidido escribir esta revisión moderada. Si la hubiese escrito el primer día hubiera sido mucho más ácida.

La caja es perfecta. Apple nos tiene muy bien acostumbrados con la presentación de su productos. Demasiado. Al abrir la caja nos encontramos con la garantía, el manual de usuario, y un CD con los drivers para Mac. Debajo está el ratón. Estéticamente es muy agradable, más si cabe que las fotos que hay en la página de Apple. Es muy ligero (comparado con mi viejo ratón mecánico, esto es subjetivo), agradable y manejable. Muy bien, vamos a enchufarlo, no?

Pues no. Antes de enchufarlo (USB) tendremos que hacer un viaje a Mediamarkt o similar a por un cable extensor USB. Porqué? Por que los de Apple han hecho un ratón con un cable de 75cm. Ridículo!! A quién se le ocurre! Será la longitud ideal si tienes un Mac mini o el ordenador encima de la mesa y con un puerto USB frontal. No sé en que pensaban los de Apple. Hubiera preferido menos caja y más cm. No me cabe en la cabeza cómo Apple puede cometer este tipo de errores.

Una vez conseguido el cable, sólo hay que enchufarlo. Windows lo detecta sin problemas y no se queja en absoluto. No hace falta ningún tipo de driver (el genérico de Windows se encarga de todo). Y ya tenemos ratón. Lo primero que probé son los botones. Los sensores detectan sobre qué lado has hecho presión e interpretan click derecho o izquierdo. Un fallito: si apoyas los dos dedos se interpreta como click izquierdo (o derecho para zurdos), o sea que para hacer un click de botón derecho debes levantar el dedo índice (el que normalmente apoyamos sobre el botón izquierdo). A mi esto no me afecta en absoluto, porque en ratones normales levanto el dedo índice de todas formas. Una manía supongo. Hay más gente que tiene este vicio y por lo tanto no se dará cuenta del detalle al menos que se lo digan.

Entonces llega la segunda decepción. La rueda de desplazamiento sólo es vertical en Windows. Culpa mía. Eso sí lo ponía en la página de Apple. Pero me pregunto porqué no hacen un driver específico? Intenté instalar drivers de otros ratones con botones programables, pero no hubo suerte y desistí. Puede que alguien haya tenido más suerte.

Tampoco funciona el cuarto botón (los laterales). Una pena. Insisto en que los de Apple se podrían haber currado un driver.

A pesar de todo esto, el Mighty Mouse me gusta. Es manejable y preciso. Suave, ligero, obediente… Después de más de un mes de uso me encuentro a gusto con él y responde a los movimientos de la mano. Apple podría haber hecho el ratón perfecto. Una pena.

Primera encuesta a lectores

Aprovechando la afluencia de tráfico que hay por aquí últimamente gracias a los premios 20 Blogs (hemos pasado de 2,5 a unos 6 lectores !!!), he decidido consultar vuestra opinión sobre un par de cambios que tengo en mente para el Blog.

El primero de ellos es el nombre de la categoría ‘General’. Ese es el nombre que le da por defecto WordPress y ahora que estoy categorizando cada entrada con ‘tags’, pues la verdad es que ‘general’ tiene el mismo valor semántico de un pepino. La primera pregunta es: ¿cómo llamarías a la categoría por defecto del blog? ¿”Revenadas”? ¿”Revenidas”? Tiene que ser original y práctico (y tener algún significado relacionado con el blog).

La segunda pregunta es más libre. El tema es “Diseño”. ¿Cómo véis reven.org? ¿Qué cambiarías? ¿Algo no se ve bien o se podría ver mejor? A la hora de contestar esto es imprescindible que indiquéis qué navegador utilizáis.

Y eso es todo. Sed buenos y contestad todos. Que os vigilo…

Camisetas

Ya tenemos la camiseta oficial de reven.org! Está disponible en mi tienda de cafepress, en dos versiones: chico y chica.

Camiseta symbol chicoCamiseta symbol chica

Espero que os gusten y que vayáis corriendo a comprar una. Sólo son $19.99 (unos 15.60€).

Ya estoy de vuelta

Hola a todos.

Primero quiero explicar mi ausencia. Últimamente he estado liado con varios asuntillos. Uno de ellos era un programa que he estado haciendo en Perl (un lenguaje de programación) cuya utilidad es construir este blog (o cualquier otro), lo que me permite una mayor libertad a la hora de cambiar el diseño o cualquier otro aspecto. Si habías estado antes por aquí, habrás notado que mi web ya no muestra la barra de “Blogger” arriba.

Pues eso, que estoy muy orgulloso de mi nuevo hijo. Pero tener en cuenta que aún es muy pequeño (estamos en la fase de pruebas) y puede cometer errores. Si encontráis un error, ¿qué es lo que tenéis que hacer? Mandarme un mail. Urgente.

Ala. A ser buenos…