Nativity scene

Belén descargable

It’s almost Christmas and this year you won’t have any excuse for not setting-up a Nativity scene. All you have to do is download this PDF with Nativity figures and background barn. Just print them to a nice and thick paper o print them to regular paper and glue them on to some cardboard before you cut them out.

If you feel like a Pro, you can even color them or stick on family photos! Have some fun!

Download Nativity scene

Belén

Belén descargable

Ya se acercan las navidades y este año no tienes excusa para no montar el belén. Lo único que tienes que hacer es descargarte este PDF con las figurillas y el portal! Imprímelas en un papel bien grueso o pega tu papel normal a una cartulina antes de recortar tus figurillas.

Si quieres ir para nota, incluso puedes colorearlas o pegarles fotos de los miembros de la familia!

belén descargable

Diversión en infrarrojos

Hace tiempo, cuando me di de alta en jazztel, me regalaron una cámara digital malísima a la que no tenía pensado darle ninguna utilidad práctica. Entonces me acordé de varios artículos que había leído (como p. ej. Infra Red Webcam) y decidí lanzarme a fabricar mi propia cámara infrarroja.

El procedimiento puede ser bastante sencillo o complicado; todo depende del tipo de cámara de la que partas. Es posible que una cámara de una buena marca (una canon, p. ej.) sea mucho más reacia a dejarse abrir y toquetear. Además, qué sentido tendría destripar una cámara buena cuando puedes encontrar digitales por menos de 60€ o webcams por unos 15€?

En mi caso, la susodicha cámara (de la prestigiosísima marca española?!? “iTal”, descripción de la cámara*), estaba pidiendo a gritos que alguien la abriera. La lente se encuentra en un tubo de plástico negro que está pegado sobre el fotodetector con pegamento caliente (de ese de pistola). El procedimiento consiste en despegar el tubo negro y quitar el filtro de IR que tiene en su parte inferior (la que pega al fotodetector); a continuación, puse en su lugar un filtro de visible (tres cuadraditos de negativo velado) y volví a montarla.

No es un trabajo muy profesional (me podría haber esmerado un poco, pero me perdió la emoción y además me costó una barbaridad encontrar negativo velado). El resultado lo podéis ver vosotros mismos:

Thumbnails de mi set en flickr

Podéis ver el set en mi página de flickr: IR fun. Si tenéis curiosidad de ver algo en concreto, pedídmelo e intentaré hacer la foto.

Cuando hablas de infrarrojos, la gente se imagina las termografías coloreadas que salen en las películas de espías americanas (que son en realidad medicioines de radiación infrarroja que luego se colorean en función de su magnitud). Por eso espero que no os defrauden estas fotos, que son verdaderas fotografías, i.e., el detector capta la luz (en este caso IR) que los objetos reflejan (aunque también mínimamente la que emiten).

*NOTA AL MARGEN: Los de iTal son un poco mentirosetes… A ver si pilláis porqué.

Verdadera pantalla!

Reciclaje

Los que me conocéis sabéis que me encantan los ordenadores. La verdad es que siempre me han gustado. Mi primer ordenador fue un Spectrum 128k +2A. Con él hice mis primeros pinitos en BASIC.

El siguiente fue un PC Ericson. Sí, Ericsson hacía ordenadores, pero hace muuucho. Era un PC 9620 (info en sueco; en inglés prueba http://pc-museum.com/officewing.htm), con procesador 8088 a una velocidad de vértigo de 4.77 MHz y con 640k de Memoria (y ya era ampliada).

El siguiente fue un PowerPC 6100/66 de Apple. Qué días aquellos de Apple. Qué felicidad. Era más o menos así (en alemán).

Y el último fue un Pentium III a 800MHz, con el que sigo trabajando hasta hoy, y que ha sufrido diversas actualizaciones y mejoras.

Esta pequeño repaso histórico sirve para introducir mi aficción por los ordenadores, pero no por los juegos o los programas (que también), sino por las “tripas”.

El otro día Piru y yo destripamos tres máquinas cascadillas y rehicimos dos medio decentes, además de reaprovechar un montón de componentes. Me encanta reciclar ordenadores, encontrar CPU’s tiradas por la calle… Siempre se puede hacer algo con ellas, en el peor de los casos se pueden poner a punto y donar a asociaciones sin ánimo de lucro que pueden darle buen uso. Y en el mejor de los casos encontramos una nueva joya, como mi servidor por ejemplo.

Si tenéis algo en el sótano o el trastero muriéndose de pena o hace tiempo que queréis tirar ese viejo trasto, dadle una segunda oportunidad: yo me paso a recogerlo, ok?

(Va en serio, me paso yo a recogerlo.)

Make

Al libro de Escher y al reluciente iPod se une…

Una suscripción a la revista Make.

Make es una revista de la nueva era. Está orientada a un público dificil de catalogar en Castellano, pero que en Inglés se agrupa bajo el término “Geek”, un público que prefiere construir algo a comprarlo, generalmente por una mezcla de beneficios económicos o prácticos, pero no siempre; a veces es sólo el amor al arte, sentirse capaz de hacerlo…

Make es la última creación de la editorial O’Reilly, que se ha especializado en documentación técnica en torno al mundo de los ordenadores (linux, servidores, aplicaciones web, programación, etc). De alguna forma, los lectores de Make son un subconjunto de su audiencia en el sentido amplio, lo cuál podría explicar su enorme éxito.

A mi parecer, otro de los motivos del inmediato éxito de Make es la utilidad de sus páginas: encontrar un proyecto con la documentación y las instrucciones necesarias para concluirlo con éxito, no es sencillo en el inmenso mundo de Google (o de Yahoo!). En la revista lo encontramos todo hecho: instrucciones, fotos, comentarios…

Os contaré más cuando la tenga entre mis manos.

Gracias a: Puri y J.A.

DIY

Desde hace una semana o así ando liado con nuevos proyectillos. Esta vez dejo el teclado y la pantalla y me he apuntado a la moda DIY. El “Házlo tú mismo”, como se diría en castellano, es inherente a la cultura Geeky en los últimos años el modding y el tunning se han nutrido de la extensa información disponible en internet y a la vez han aumentado sensiblemente el número de personas que se compra un soldador, estaño, cables… y se lanza a la aventura de crear.

Hay de todo: electrónica, sonido, radio, mecánica… Como he dicho antes, prima lo que se pueda aplicar al ordenador (luces, neones, cajas, decoración, ventiladores, etc) o al coche (sonido, amplificadores, iluminación, neones…).

La lista de cosas que podemos crear es infinita: Una webcam de infrarojos, un anillo de una moneda (! enlace roto), un transmisor de sonido por laser, un reproductor mp3, … El único límite es Google.

Hasta ahora me he comprado: un soldador, estaño, cables varios, leds, placas de baquelita, revelador, atacante, resistencias, conectores varios, … Estoy experimentando con placas de circuito impreso (PCB’s) y mi primera creación ha sido el Led Meter.

Pronto postearé fotos de mis materiales y creaciones.