Foros

Los foros, otro de esos grandes inventos de la humanidad que junto con la dinamita y el estampado de leopardo han hecho más daño que bien.

Todo empezó en la antigua Roma, donde el Foro (Forum) era un lugar de la ciudad designado para el comercio, las finanzas, la religión, la prostitución, etc. De esta forma los foros se convirtieron en el centro de actividad a nivel social y un foco importante de interacción entre personas.

Avancemos dos mil y pico años. Por extensión de aquella idea romana, se denomina “foro” a las página de Internet donde la gente inicia conversaciones, con un interés indagatorio variable, pero siempre con la misma dinámica (más o menos civilizada) de exposición, respuesta y réplica (repetir las veces necesarias). Pero esto es la teoría.

En la práctica, lamentablemente, la mayoría de los foros se han convertido en agrupaciones no oficiales de Hoygan o de individuos igualmente perturbados, que insultan a los otros participantes, que intentan imponer sus ideas, que no siguen unas normas básicas de civismo (Civis, otro término latino) y que piensan que poner un jpeg de 438Kb en su firma es una fantástica idea.

Estos mismos individuos, que demuestran un aceptable conocimiento del uso de Photoshop (o de Paint) para preparar composiciones de sus personajes favoritos del twailait (véase la de vampiros adolescentes) con su coche en primer plano y su perro en una esquinita, no son sin embargo lo suficientemente inteligentes para darse cuenta de que su imágen: a) es un atentado a la humanidad b) tarda horrores en cargar c) anula cualquier ápice de razón que pudieran tener d) da vergüenza ajena e) rompe la estructura de la página f) distrae del tema de la conversación y … Y podría seguir.

Uno pensaría que la culpa es de Photoshop, pero no. Los foreros que no tienen ningún tipo de habilidad con este programa son peores todavía porque se les ocurre la feliz idea de suplir su falta de talento con su falta de originalidad, e incluyen en su firma o en el contenido que escriben imágenes de otro, sin enlazar o mencionar de forma alguna la fuente de la que han sido cogidas. Lo que me recuerda la razón por la que escribo este post: Dejad de coger las imágenes de mi blog ya coño!!!!

Al parecer, el gen del hoyganismo (aun no identificado) debe estar relacionado con otros genes que regulan las funciones cognitivas superiores, en especial las del lenguaje, y hay investigadores que incluso postulan que los Hoygan no saben leer en realidad, que se limitan solo a copiar y pegar. Dichas teorías radicales se basan en el hecho de que los Hoygan usan un lenguaje abstracto desordenado y gramaticalmente desestructurado, así como el hecho de que no son capaces de entender los términos de una licencia Creative Commons, ni siquiera cuando ésta se describe informalmente (i.e. en cristiano) en un par de líneas.

En fin, otra dirección que poner en mi .htaccess de la muerte. Pero más sobre eso en otro momento…

Traducción de Geo Mashup

Hace poco he estado trabajando con el plugin WordPress Geo Mashup (para un proyecto del que os hablaré muy pronto) que permite localizar las entradas de un blog WordPress y mostrarlas sobre un mapa usando la API de Google Maps.

He traducido los archivos de idioma a español, por si alguno de los usuarios del plugin quieren cambiar el idioma del panel de administración. Sólo necesitáis los siguientes archivos:

GeoMashup-es_ES.mo (15.7Kb)
GeoMashup-es_ES.po (19.9Kb)

NOTA: La traducción al Español ha sido incluida en la distribución del plugin. La versión que contenga el plugin puede estar más actualizada.

Si alguien ve algún fallo o inexactitud, estaré encantado de corregirlos. Podéis dejar un comentario en el hilo que ha sido abierto al efecto por Dylan, el admin de Geo Mashup, en la página del proyecto. Los archivos se añadirán a la próxima revisión del plugin.

WordPress como CMS global

Hasta ahora en mi página web, el blog era sólo una sección, y el resto de las páginas estaban hechas a mano, con su propio sistema de plantillas. Hace tiempo que pensaba en la posibilidad de gestionar todo con WordPress, lo que me permitiría añadir contenido desde su interfaz y también unificar la apariencia.

Por ejemplo, mi web tenía dos sitemaps, uno para la raíz y otro para el blog, dos hojas de estilo (muy similares), etc. Migrar todo a WordPress terminaría con todo este contenido (y trabajo) duplicado, pero el mayor problema era cómo preservar la estructura de la web y las URL‘s ya existentes.

Voy a analizar cómo instalar WordPress para usarlo de CMS para toda la web, pero teniéndolo contenido en su propio directorio y conservando la estructura de enlaces actual.
Continuar leyendo “WordPress como CMS global”

Búsquedas (II)

Hacía mucho tiempo que no os contaba las búsquedas mediante las cuales la gente llega a mi web. Lo malo de estos artículos es que acaban deformando aún más las búsquedas, por la aparición de los términos más inusuales en una entrada de forma literal (para ponerle las cosas más fáciles a Google…). Y por eso no os puedo contar el caso de una de las búsquedas más relevantes para mi página (y la más extraña de todas cuantas he recopilado). Viene a ser como un principio de indeterminación, pero aplicado a webs en lugar de a partículas…

Pero esta vez he resuelto el dilema con esto:

busquedas

Hay algunas que dan risa, pero hay otras cuantas que… En fin, espero que os hagan pasar un buen rato.

La imagen es una captura de pantalla del genial JAWStats, que hace un trabajo estupendo de representar gráficamente la información que recoge el veterano programa de análisis de logs Awstats.

El fin de Internet Explorer 6

bringdownie6

Descubro vía Stopdesign que la revista .net ha empezado una campaña para borrar Internet Explorer 6 (IE 6) de la faz de la tierra. Esta noticia me llena de una profunda satisfacción. La web ha sido creada tras un artículo de .net en el que preguntan a diseñadores y gurús si es factible darle fin a IE 6 y analizan el problema en torno a este navegador. La web ofrece las ideas clave de ese artículo y brevemente enumera las acciones que podemos tomar.

Alguna de las joyitas de la página:

…finalmente es hora de llevar IE6 detrás del cobertizo y pegarle un tiro.

IE 6 es una de esas abominaciones que sigue viva por pereza, malas prácticas o simplemente por ignorancia. Es también una continua pesadilla para todos aquellos que diseñan aplicaciones o páginas web, debido al gran número de hacks o parches que se deben implementar para hacer funcionar en él los diseños más básicos. Si existe un cuerpo (la w3c) que se encarga de fijar los estándares web, deberían ser los navegadores quienes se adapten al estándar y no los diseñadores los que dilapiden recursos y tiempo para hacer que esos diseños, que cumplen el estándar, funcionen en IE 6.

Pero por qué tanto jaleo por un navegador tan viejo? Porque aproximadamente la mitad de los usuarios de IE siguen usando la versión 6. Esto se debe, emho, a varias cosas:

  • Durante mucho tiempo la actualización a IE 7 fue exclusiva para el “Programa de Ventajas de Windows Original” (explicar lo estúpido que me parece esto requeriría demasiado tiempo).
  • Muchos usuarios no han hecho una actualización a Windows en su vida.
  • Muchos usuarios no tienen ni la más remota idea de qué versión de navegador están usando.
  • El colectivo de diseñadores, gurús informáticos, escritores y editores web no ha sabido comunicar la importancia (y la urgencia) de la actualización.

Muchos usuarios se quejan de que no hay nuevas versiones disponibles para sistemas antiguos (por ejemplo no hay IE 7 para Windows 2000), pero creo que esta es una excusa un tanto pobre. Hay muchos navegadores alternativos que sí funcionan en esos equipos (por ejemplo Google Chrome funciona en Windows 2000, aunque se queje un poco).

No es que IE 7 sea perfecto; es mejor que IE 6, pero aún deja mucho que desear. Tendremos que esperar a IE 8.

Encontrar esta web me ha producido un exagerado desahogo, ya que llevo unos cuantos días dándole el plomazo a los que me siguen en Twitter precisamente con este tema.

Como dice Jeff Zeldman:

IE6 es el nuevo Netscape 4

Por cierto, se me olvidaba: Si usas IE 6 y prefieres seguir usando IE, corre a actualizar, por favor! Pero recuerda que también tienes Firefox, Opera, Safari o Google Chrome, que son mucho más respetuosos con los estándares.

ACTUALIZACIÓN 17/03: Y la noticia hace portada en menéame.

Feeds a medias

Hoy me he puesto a hacer limpieza de los sitios a los que estoy suscrito; he bajado a los 125. Para los que no uséis un lector de feeds os parecerá una barbaridad pero no visito esas 125 páginas todos los días sino que esas páginas se descargan a mi lector. Para entenderlo mejor quizás le queráis echar un vistazo a mi página de ayuda de feeds.

Bueno, a lo que iba: algunos de los que he recortado hoy son páginas que ya no se actualizan o que han cambiado los contenidos y ya no me interesan tanto. Pero la mayoría de los que he borrado son los que no ofrecen el feed completo, es decir, que para acabar de leer una historia no te vale el lector sino que tienes que ir a la página.

Aún no entiendo esta práctica. Es como los anuncios de la tele que ponen cuando faltan 15 segundos para que se acabe un programa. A que molesta? Pues con los feeds igual, hombre. “RSS” significa “Real Simple Sindication”, no “Half and click-through Semi-simple Sindication” (que es el famoso estándar HACTSS). Utilizo RSS porque me permite ahorrar tiempo y seguir muchas webs. Si todo el mundo publicara los feeds a medias y tuviera que visitar cada página para acabar la historia, no podría seguir tantas webs. Además imagina el pobre Firefox con 125 pestañas abiertas…

Yo entiendo que hay gente que intenta vivir de esto; si eso está muy bien, pero ya recibirán visitas de Google o pueden ofrecer otros alicientes para que su página sea visitada sin molestar a la gente que precisamente somos sus lectores habituales (que les enlazamos, hablamos de ellos y les generamos visitas precisamente). Y además hay quien pone publicidad en el feed y la historia a medias. Es que clama al cielo.

En fin, estos son los blogs que lamentablemente no voy a leer a partir de ahora por ese motivo:

Hasta siempre chicos. Si cambiáis de idea, dejadme un comentario.

Por cierto, se ha hablado mucho de los feeds completos, pero esta historia de Digital Inspiration puede servir a los incrédulos como prueba de que también desde un punto de vista económico es mejor publicar los feeds completos.

Actualización 16-03: Capeando el temporal vuelve a los feeds completos (ver comentario) y a mi agregador.

Deja que te busque eso

Let me google that for you

Viendo capítulos atrasados de Diggnation, me he encontrado con la siguiente joya: Let me google that for you (deja que te busque eso en Google). Símplemente genial. Cuántas veces nos hemos encontrado con un vago y/o hoyganés que no se toma la molestia de ir a Google a hacer una símple búsqueda antes de tocarle los huevillos a media internet? Ufff. Demasiadas!

Por fin el Monstruo de Espagueti Volador ha oído nuestras súplicas. La página “Deja que te busque eso en Google” nos permite introducir una consulta y nos devuelve una dirección de internet. Esta dirección se la podemos ofrecer como ayuda o solución a susodicho vago/hoyganés y cuando la visite verá (literalmente) como se introduce en la caja de búsqueda de Google la consulta que hemos hecho (con instructivos pasos) y a continuación (tras un “¿De verdad era tan difícil?”) le salen los resultados en Google.

Genial.

Aquí un ejemplo práctico. 🙂

Hotlinking de nuevo

El “hotlinking” es la práctica de incluir contenido (especialmente imágenes) en nuestras páginas que no está alojado en nuestro propio servidor, lo que provoca que cada vez que alguien acceda a nuestra página se está utilizando el ancho de banda de la página en la que esos contenidos están alojados.

Es cómo si cada vez que viene un colega a casa, yo le invito a tomar una cerveza y voy a buscarla a la nevera del vecino.

Es una práctica que demuestra bastante mala educación y que está bastante mal vista entre los que hacen o mantienen páginas web (y los que usan un alojamiento de pago que por tanto saben cuánto les cuesta esas imágenes a las que otros han enlazado). Y ni siquiera voy a entrar a evaluar el hecho de que se trate de una violación de copyright en la mayoría de los casos.

Muchos novatos pecan de esto (por desconocimiento, no malicia), apoyándose en esa creencia popular de “Lo que está en internet es libre, no?”.

Por eso no me lo suelo tomar muy a las bravas; mando un mail educado explicando precisamente esto y pidiéndo por favor que lo corrijan. En el 99% de los casos, la situación se corrige y todo queda en unos mails amistosos. Para el 1% restante, intento ser creativo.

El hecho de que la imagen esté en tu propio servidor te da gran poder; puedes cambiar la imagen y a no ser que la otra página se dé cuenta, mostrarán lo que tu quieras. Esto se ha usado hasta la saciedad como contramedida y épicos son ya los casos de uso de “goatse”, apologías al nazismo, al racismo, etc. Todo vale con tal de demostrarle al autor de la web que no es bueno hacer hotlinking, ni para ti, ni para él.

Hace algún tiempo, tras analizar el tráfico de la web y ver que el número de imágenes que mi servidor servía desde otras páginas era muy superior al razonable, decidí crear un script que añade una marca de agua a las imágenes que no son cargadas desde mi propia web. Pero a pesar de esto, algunas webs no se dieron por aludidas.

Por ejemplo, taringa.net, que se cepilló mi imagen en la entrada Logos desafortunados 2. Mis mails a los administradores fueron ignorados completamente, o sea que al final hoy les he dejado una sorpresita. La novedad está en que no he creído necesario ser desagradable: para qué vas a utilizar un “goatse” (obligándote a ver esa horrenda imagen a tí mismo, otra vez) cuando puedes utilizar un gif de 8000 píxels de largo? Je je je.

Imagen en taringa
Aquí mi imagen en taringa.net. La marca de agua no les dió ninguna pista.

taringa después
Después de la vindicación.

“Wow!” es casi lo mejor…

PS- Intenté crear una imagen de 30000 píxels de largo, pero Photoshop no me dejó…

ACTUALIZACIÓN 1-Feb-2009: Tras un mail al provedor de hosting de taringa, han retirado la imagen en cuestión.

Hay quien no lo pilla (sync.es)

Que una empresa tenga buena imagen en internet y que los usuarios confíen en ella no es algo tan difícil. De verdad. No se trata de tener una web con un diseño deslumbrante llena de 2.0-ismo, sino de tratar a los usuarios como personas y no perderlos en formularios y sistemas de soporte inútiles. Y otra cosa que desgasta bastante la imagen de una empresa (a mi entender) es no dejar marchar a los clientes.

Si un cliente decide irse, déjalo que se vaya. Mándale un bonito e-mail al estilo de “le echaremos de menos, es Vd. un cliente excepcional, vuelva siempre que quiera…”. Una buena estrategia sería pedirle permiso al cliente para mantenerle en una lista de promociones o de ofertas, en caso de que se quiera reenganchar más adelante, pero siempre intentando mantener los mails de esa lista al mínimo; de lo contrario el cliente se cansará y se dará de baja.

Observemos lo que pasa en el mundo real: Sigues en todas las listas de correo, en ningún sitio de la web hay ninguna opción para borrar tu cuenta, o tu perfil o lo que sea. Además sigues recibiendo los avisos de mantenimiento, de promociones… Incluso hay compañías que amablemente te avisan de que tu tarjeta Visa número 9999-9999-9999-9999 va a caducar en breve y que deberás añadir otro método de pago. ¡Pero si hace 3 años que no soy cliente vuestro! ¿¡Qué hacéis con mi número de tarjeta de crédito todavía!?

Este es un caso real, desgraciadamente. Se trata de Sync.es, una empresa de alojamiento web, diseño, dominios, etc. Ya van para cuatro los años que no tengo ninguna relación comercial con ellos, y sigo recibiendo religiosamente los mails de paradas de mantenimiento del servidor en el que una vez tuve alojada una de mis páginas. También el mail de la tarjeta que caducaba. Y hoy otra vez otro mantenimiento del servidor. Rebuscando mails de hace años, he recuperado mi login y contraseña y he accedido a mi panel de control, dónde he echado un vistazo a mis últimos tickets de soporte: Tengo 5 tickets, el más antiguo de ellos del 17 de enero de 2006, cerrado pero curiosamente sin resolver. El más reciente enviado hoy. Hay uno del 1 de marzo de este año, enviado al departamento encargado de la LOPD y que sigue abierto muerto de risa esperando una contestación.

Y lo peor es que ya sé que va a pasar, me harán una telefonicada: en el caso de que me contesten, me pedirán que envíe un fax a tal y tal número con tal y tal fotocopia… La atención al cliente (o al NO-cliente) no es un de sus fuertes, me temo.

ACTUALIZACIÓN (24-Jun): ¡Milagro! Me han contestado!!! Y me han dicho que han borrado mi usuario y que no debería recibir más mensajes!!! Aleluya!!!

Twitter

Debo de ser el último bloguero sobre la faz de la tierra en darme una vuelta por Twitter, un servicio web que te hace una única pregunta: “¿Qué estás haciendo?”, y te da 140 caracteres para que lo cuentes. Twitter sirve para hacer saber a amigos, familiares o compañeros (de trabajo o de fatigas) qué estás haciendo en ese preciso momento. Además se pueden enviar actualizaciones desde un móvil, ya sea por mensajes de texto (de momento internacionales, jo) o por el portal diseñado para móviles. Esta faceta “móvil” de Twitter lo hace más dinámico e inmediato.

Conozco Twitter desde hace bastante tiempo, pero nunca me había animado a usarlo. No creí que fuese útil, teniendo en cuenta que es poco probable que mi familia siga mi página de Twitter y que la necesidad de compartir qué estoy haciendo con amigos y compañeros, no va más allá de la mera curiosidad. Pero sí que puedo imaginar ambientes de trabajo o situaciones familiares donde Twitter pueda ser realmente útil.

Yo me he empujado a mí mismo a utilizar Twitter por varias razones: para obligarme a tomar contacto de nuevo con internet y mi blog, y porque tenía que probarlo antes de descartarlo definitivamente. Ya llevaba demasiado tiempo en mi lista de cosas pendientes.

¿Quién sabe? Igual me acaba gustando y me vuelvo un adicto a Twitter, pero de momento no le acabo de ver la gracia (repito: en mi situación concreta). Si a alguien le interesa lo que envío a Twitter, podéis echar un vistazo a mi página de Twitter. Más adelante, si sigo usando Twitter, pensaré en incluir las actualizaciones directamente en mi página.