Netiquette

Captura de pantalla de un correo con múltiples campos 'A:'

Internet está abierto a (casi) todo el mundo, lo que es parte de su grandeza y de su libertad. Pero que sea totalmente accesible, no nos exonera de educarnos en su uso correcto y responsable.

A mí me molesta especialmente el despiadado uso que se hace del correo electrónico, sobre todo en España (aunque no albergo esperanzas de que sea mucho mejor en otros países) y sobre todo a nivel de empresa. El correo electrónico se está rebajando al nivel del SMS y nos olvidamos de que en realidad se debería parecer más a una carta.

Al igual que para las reuniones y los actos oficiales, para el uso del correo electrónico y otros servicios de internet existen una serie de normas cívicas o protocolo, que se denominan en su conjunto “Netiquette”.

Por ejemplo, está bastante mal visto enviar un correo a unas mil personas y poner todas las direcciones en el campo “Para:”. Es como si cada vez que le enviaras una carta a un cliente, le enviaras una copia de tu agenda, con tus proveedores, su competencia… Si por ejemplo hemos mandado una carta a una empresa intentando dar la impresión de que la conocemos bien y que la hemos elegido a ella y no a otras (a la hora de encontrar un empleo o de conseguir un acuerdo) podemos quedar como auténticos idiotas. Todos los programas de correo incluyen una opción para enviar correos como BCC (o CCO)*, de modo que los destinatarios no sabrán a quién más hemos enviado el correo.

Si alguien nos ha confiado su dirección de correo electrónico, seguro que no ha sido para que se la “pasemos” a todos nuestros contactos.

También debemos tener cuidado con los mails en cadena, los correos comerciales no solicitados, el USO ABUSIVO DE MAYÚSCULAS, …

En la wikipedia hay un excelente artículo, breve y conciso, sobre la Netiquette, que nadie debería dejar de leer (3 minutos de tu tiempo, como máximo).

*La opción de enviar una copia de nuestro correo a terceras personas se denomina ‘CC’, del inglés “Carbon Copy” (Copia de Calco). La ‘B’ o la ‘O’ (según el programa que utilicemos) quiere decir “Blind” (del inglés “Ciego/a”) u “Oculta”.

Mi primer ‘nastygram’

[El título alternativo a esta entrada era “A Ital no le hace gracia”, pero soy un narcisista…]

Hoy he vuelto de una mini escapada de dos días y entre los mensajes que me estaban esperando había dos de Alfredo Blasco, que los firma en nombre de Digital Cameras SL. Al parecer, mi opinión sobre la cámara digital “3Mpx SY290 ITAL” que dejé patente en la entrada Diversión en infrarrojos, no ha sentado demasiado bien al señor Blasco. En sus mails (enviados a través del formulario de la página de contacto), el Sr. Blasco me insta en reiteradas ocasiones que corrija o modifique el contenido de mi página para ajustarse a lo que él considera más cierto u oportuno, lo que se define generalmente como “nastygram” en inglés.

Antes de comentar los mails del Sr. Blasco, me váis a permitir que me regocije durante un momento. ¡Mi primer nastygram! Es increíble. No eres nadie en la blogosfera hasta que no cabreas a alguien. Vamos por partes…
Continuar leyendo “Mi primer ‘nastygram’”

Cápsula del tiempo

Todos lo hemos visto en las pelis: se cogen recuerdos, fotos, una grabación en cinta (o en cd -hace mucho que no grabo nada-), se meten en una caja y se entierra. Luego nos olvidamos de esa caja.

Lo interesante es descubrir unos años después esa caja, ver qué pensábamos, cómo éramos. Nos permite mirarnos a nosotros mismos con la perspectiva que el día a día nos quita, con un poco de objetividad y lejanía. Es dificil darnos cuenta de lo que cambiamos.

Ahora tenéis la oportunidad de hacerlo sin caja, sin pala y sin enterramientos de ningún tipo. La revista forbes ha puesto a disposición de los internautas una cápsula del tiempo virtual, en la que podemos dejarnos un mensaje a nosotros mismos para dentro de 1, 3, 5, 10 o 20 años. Interesante.

(Vía Boing Boing)

Spam

Hoy alguien ha intentado spamearme de forma descarada y brutal. La parte positiva a esta historia es que si los spamers se han fijado en mi blog ya puedo decir que soy alguien en internet. Lo negativo, es que se haya llegado al extremo de medir la popularidad relativa de una página web según el número de ataques de diversa índole que reciba.

Esto no puede continuar así. “Mi reino por una solución al spam“, hubiera gritado Ricardo… Cada día recibo más y más correo basura y me parece que no hay suficiente gente pensando en cómo solucionar el problema. Señores legisladores y comunidad de la información en general: hagamos algo, no?

Me llueven los mails

Hola.

Me dispongo a enviar un correo a todo el mundo que escribo habitualmente. A ver si todos los “tenemos que escribirnos más…” sirven de algo. Hoy me toca a mi poner mi granito de arena.

Los comentarios no cuentan como mail, pero ayudan…