Mighty qué?

Hace ya algún tiempo, con mi primera nómina de mi nuevo trabajo en el mundo real, me compré el Mighty Mouse de Apple.

Apple Mighty Mouse

Me llamaba mucho al atención su rueda de scroll bi-dimensional y la falta de botones (al menos en apariencia). Además su diseño es muy atractivo y pensé que con él entre las manos y esforzándome un poco podía imaginar que ya tenía un G5… Ayyy!

Después de un par de meses de uso, he decidido escribir esta revisión moderada. Si la hubiese escrito el primer día hubiera sido mucho más ácida.

La caja es perfecta. Apple nos tiene muy bien acostumbrados con la presentación de su productos. Demasiado. Al abrir la caja nos encontramos con la garantía, el manual de usuario, y un CD con los drivers para Mac. Debajo está el ratón. Estéticamente es muy agradable, más si cabe que las fotos que hay en la página de Apple. Es muy ligero (comparado con mi viejo ratón mecánico, esto es subjetivo), agradable y manejable. Muy bien, vamos a enchufarlo, no?

Pues no. Antes de enchufarlo (USB) tendremos que hacer un viaje a Mediamarkt o similar a por un cable extensor USB. Porqué? Por que los de Apple han hecho un ratón con un cable de 75cm. Ridículo!! A quién se le ocurre! Será la longitud ideal si tienes un Mac mini o el ordenador encima de la mesa y con un puerto USB frontal. No sé en que pensaban los de Apple. Hubiera preferido menos caja y más cm. No me cabe en la cabeza cómo Apple puede cometer este tipo de errores.

Una vez conseguido el cable, sólo hay que enchufarlo. Windows lo detecta sin problemas y no se queja en absoluto. No hace falta ningún tipo de driver (el genérico de Windows se encarga de todo). Y ya tenemos ratón. Lo primero que probé son los botones. Los sensores detectan sobre qué lado has hecho presión e interpretan click derecho o izquierdo. Un fallito: si apoyas los dos dedos se interpreta como click izquierdo (o derecho para zurdos), o sea que para hacer un click de botón derecho debes levantar el dedo índice (el que normalmente apoyamos sobre el botón izquierdo). A mi esto no me afecta en absoluto, porque en ratones normales levanto el dedo índice de todas formas. Una manía supongo. Hay más gente que tiene este vicio y por lo tanto no se dará cuenta del detalle al menos que se lo digan.

Entonces llega la segunda decepción. La rueda de desplazamiento sólo es vertical en Windows. Culpa mía. Eso sí lo ponía en la página de Apple. Pero me pregunto porqué no hacen un driver específico? Intenté instalar drivers de otros ratones con botones programables, pero no hubo suerte y desistí. Puede que alguien haya tenido más suerte.

Tampoco funciona el cuarto botón (los laterales). Una pena. Insisto en que los de Apple se podrían haber currado un driver.

A pesar de todo esto, el Mighty Mouse me gusta. Es manejable y preciso. Suave, ligero, obediente… Después de más de un mes de uso me encuentro a gusto con él y responde a los movimientos de la mano. Apple podría haber hecho el ratón perfecto. Una pena.

Terra: mejoras a peor

En diversas páginas se han comentado las actualizaciones a peor que han sufrido recientemente algunas páginas. Hoy le ha tocado el turno al servicio mail de terra.es.

La nueva página (de la que debo ser un “afortunado” beta-tester, ya que otros usuarios aun no han recibido el mail de invitación para cambiarse) ha supuesto un rediseño completo, no sólo de la interfaz, sino también de toda la aplicación de fondo. Además se pasa de los ya paleolíticos 5Mb a los impresionantes (?) 250Mb. ¿Qué queréis? Estamos en España.

Los chicos de terra se han animado a utilizar una aplicación basada en Ajax (ver mi post anterior), inspirándose en servicios como Gmail. Desde el punto de vista gráfico la interfaz es bonita y la elección de colores es atractiva. El tamaño de la letra es adecuado para mí, pero seguro que supone un problema a alguien con la vista cansada. Aumentar el tamaño de la letra no sirve de nada, por lo que explicaré más adelante.

¿Entonces, dónde falla? En la lentitud de todo el sistema. Los elementos dinámicos que se cargan con Ajax tardan una barbaridad. Ajax funciona para Google porque Google consigue hacer la magia: no que todo funcione, sino que parezca que es un programa. Google maps carga rapidísimo teniendo en cuanta que trabaja con imágenes. El correo de terra tarda siglos: al acceder a tu cuenta y después de cargada la interfaz, faltan las imágenes, los anuncios, el resumen de tus mensajes,… Demasiado.

Más cosas: el espacio visual. Da miedo. Echadle un vistazo:

terra

La interfaz ha de manejarse con poco más de la mitad de la pantalla (menos si utilizas un ordenador con una resolución de 800×600). Me parece que un diseño vertical hubiera sido más adecuado: a mi no me importa bajar la página para acabar de leer mi mensaje y así podrían poner anuncios de un kilómetro de largo (literalmente) sin molestarme. La falta de espacio horizontal se refuerza por el hecho de que la interfaz se divida en dos zonas cuando se listan los mensajes. Al hacer click sobre un mensaje previsualizamos el mismo en la mitad inferior, es decir, en la mitad de la mitad inferior. Intentad leer el mensaje si podéis. De ahí que personas que necesiten un mayor tamaño de letra no resolverán nada: las letras se saldrán de las imágenes de fondo de la interfaz y en lugar de ver 5 líneas de su mensaje y 5 mensajes de su lista de recibidos, verán 2,5 de cada.

En mi opinión los chicos de terra tendrán que intentarlo mejor. La mejora ha sido sustancial, pero falta un poco más de refinamiento. Un cambio menor, como lo de la publicidad vertical puede solucionar un problema muy grande. Seguro que hay otros muchos más que se me han escapado. Terra suspende. Veremos en la recuperación.

El código Da Vinci

De nuevo se me ha ido una semana volando. En parte por lo de siempre: ordenador y curro y poca diversión. Pero esta vez hay otro culpable: por fin me he acabado “El código Da Vinci” (en poco más de una semana?). Si leyese siempre así, podría haber hecho lo de los 50 libros al año.

El libro en sí está muy bien. Sólo le he encontrado 2 pegas:

  • Dan Brown abusa un poco de los recuerdos de los personajes. Cuando cree necesario explicar algo, pero ese algo no encaja en el momento (o el contexto), a recordar! Así incontables veces. La recursión se hace más notoria cuando quiere dar suspense con algo que se recuerda por primera vez muy al principio del libro y que sólo se recuerda del todo cerca del final; algo siempre interrumpe al personaje o no se vé capaz de seguir recordando.
  • El final. Quizás el Sr. Brown haya optado por lo más realista o lo menos comprometido y es inevitable esa sensación de lo que podría haber sido si…

La historia merece la pena e incita a pensar en muchas cosas. Ese es el objetivo de un libro, no?