La red es de todos

Esta entrada la estoy escribiendo desde mi casa. Por fin. Pero aún no tengo conexión a internet y mi servidor sigue hospedado en casa de Amor y Pedro. Estoy escribiendo esta entrada en mi blog gracias a la inestimable ayuda de la familia Gil, que ha tenido la bondad de dejar su conexión inalámbrica sin contraseña.

No voy a abusar de esta hospitalidad: no voy a poner el e-mule a descargar como loco ni voy a aprovechar para ver vídeos chorras de yonkis.com. Porqué? Por que entonces la familia Gil se dará cuenta de que su conexión a internet no chuta, llamarán al servicio técnico y alquien les configurará su router Wi-Fi para que no permita accesos anónimos.

La disponibilidad de conexiones gratuitas es un bien para todos, pero deben utilizarse de forma responsable, no?

2 opiniones en “La red es de todos”

  1. Tambien podrias avisarle a tu nuevo vecino que ha dejado su conexión abierta, configurarle bien el router y cobrarle.
    O usar su servicio para emergencias pero avisandole.

  2. No creo que entienda la labor de servicio público que hace su conexión. No sé, tengo sentimientos contrastados: por una parte creo que tiene derecho a esa información (suponiendo que yo supiera de qué vecino se trata, que no es el caso), pero por otra parte creo que esa información no le haría ningún bien. Dudo. Pero prometo no cobrarle nada, jeje.

Comentarios cerrados.