Menos 3 días

En 3 días estaré en Salamanca. Cómo la echaba de menos. No puedo esperar a sentir el abrazo de su gente cálida, ver las paredes de mi nueva casa, tener mi primera reunión de trabajo… Y las costillitas de Van Dyck… mmmm, esas costillitas tremendas…

Salamanca y yo ya nos conocemos y tenemos buen recuerdo el uno del otro. Vuelvo a sus calles de piedra de Villamayor, a su monumental estampa y orgullo. Vuelvo al principio de muchas cosas. Mi destino hace otra espiral, acercándose un poco más, a Salamanca, a Fonseca…

Echaré mucho de menos todo lo bueno que he tenido en Barcelona, pero en Salamanca empieza otra nueva etapa llena de optimismo y esperanza.

Ya os contaré más cosas sobre mi nuevo curro, mi casa…

Puede que tenga problemas para escribir en el blog a partir de ahora y puede que la página esté caída durante unos días, pero no os preocupéis. Vuelvo enseguida.

Nos vemos en Salamanca

Una respuesta a “Menos 3 días”

  1. Cambiar de ciudad, cambiar de trabajo, cambiar de vida, de vecinos…
    Es como el primer día de cole, con el cuaderno en blanco y los bolis sin estrenar, ¡Cuánto te esmeras en hacer buena letra!…

Comentarios cerrados.