La pasta del tabaco

Hoy he pensado que desde el 20 de Abril han pasado casi dos meses. Dos meses sin fumar. Yo que me despertaba con el cigarro en la boca. A un cartón por semana son unos 7 cartones de tabaco que me he ahorrado, unos 140Euritos (sí, compraba lo más barato que fuera fumable).

Ha llegado la primavera y por primera vez desde que tenía 14 años, no tengo alergia! Ni estornudos ni mocos. Supongo que la alergia sigue ahí (aveces me pica la nariz), pero mis recién crecidos cilios se quedarán toda la mierda (vale, la sequía también tendrá que ver).

El aspecto menos valorado de dejar de fumar es el psicológico. Yo he sentido una mezcla de independencia y poder. Me he librado de él y he sido más fuerte. Eso me reafirma y me hace confiar más en mi mismo. Por supuesto también está el aspecto físico: subir las escaleras del metro sin echar los higadillos, sobrevivir a una clase de Body-Pump

En fin, historias de un no fumador que lo fue. Animaros a probarlo (a probar dejarlo quiero decir).

3 respuesta a “La pasta del tabaco”

Comentarios cerrados.