Madrugar

Odio madrugar. Odio madrugar más que nada en el mundo. Incluso más que venir a trabajar.

Hacía mucho que no llegaba tan pronto a trabajar.

Sólo pasaba a dar los buenos días y hacer un poco de tiempo hasta que empiece la reunión.

Abrigaros; hace un frío que pela ahí fuera.

Una respuesta a “Madrugar”

  1. tambièn detesto madrugar pero casi todos mis problemas cotidianos empizan por levantarme tarde, he tratado mucho de volverme madrugador pero nada me ha funcionado.

Comentarios cerrados.