Nuevo diseño

Pues ya está hecho. Ale!

La versión 3.0 de reven.org, algo que empecé hace mucho mucho tiempo (en una galaxia muy lejana…) y que por unas cosas u otras siempre ha pasado a un segundo plano, al fin está. Y que esté no quiere decir que esté acabada ni mucho menos; quedan muchos detalles que iré puliendo con vuestro feedback, y queda aún mucho contenido por pasar a limpio.

Este tercer diseño me ha dado bastantes más quebraderos de cabeza, por querer hacer las cosas bien, probar cosas nuevas y porque será la última versión de esta página que me moleste en hacer compatible con navegadores que no cumplan los estándares.

Espero que os guste.

El fin de Internet Explorer 6

bringdownie6

Descubro vía Stopdesign que la revista .net ha empezado una campaña para borrar Internet Explorer 6 (IE 6) de la faz de la tierra. Esta noticia me llena de una profunda satisfacción. La web ha sido creada tras un artículo de .net en el que preguntan a diseñadores y gurús si es factible darle fin a IE 6 y analizan el problema en torno a este navegador. La web ofrece las ideas clave de ese artículo y brevemente enumera las acciones que podemos tomar.

Alguna de las joyitas de la página:

…finalmente es hora de llevar IE6 detrás del cobertizo y pegarle un tiro.

IE 6 es una de esas abominaciones que sigue viva por pereza, malas prácticas o simplemente por ignorancia. Es también una continua pesadilla para todos aquellos que diseñan aplicaciones o páginas web, debido al gran número de hacks o parches que se deben implementar para hacer funcionar en él los diseños más básicos. Si existe un cuerpo (la w3c) que se encarga de fijar los estándares web, deberían ser los navegadores quienes se adapten al estándar y no los diseñadores los que dilapiden recursos y tiempo para hacer que esos diseños, que cumplen el estándar, funcionen en IE 6.

Pero por qué tanto jaleo por un navegador tan viejo? Porque aproximadamente la mitad de los usuarios de IE siguen usando la versión 6. Esto se debe, emho, a varias cosas:

  • Durante mucho tiempo la actualización a IE 7 fue exclusiva para el “Programa de Ventajas de Windows Original” (explicar lo estúpido que me parece esto requeriría demasiado tiempo).
  • Muchos usuarios no han hecho una actualización a Windows en su vida.
  • Muchos usuarios no tienen ni la más remota idea de qué versión de navegador están usando.
  • El colectivo de diseñadores, gurús informáticos, escritores y editores web no ha sabido comunicar la importancia (y la urgencia) de la actualización.

Muchos usuarios se quejan de que no hay nuevas versiones disponibles para sistemas antiguos (por ejemplo no hay IE 7 para Windows 2000), pero creo que esta es una excusa un tanto pobre. Hay muchos navegadores alternativos que sí funcionan en esos equipos (por ejemplo Google Chrome funciona en Windows 2000, aunque se queje un poco).

No es que IE 7 sea perfecto; es mejor que IE 6, pero aún deja mucho que desear. Tendremos que esperar a IE 8.

Encontrar esta web me ha producido un exagerado desahogo, ya que llevo unos cuantos días dándole el plomazo a los que me siguen en Twitter precisamente con este tema.

Como dice Jeff Zeldman:

IE6 es el nuevo Netscape 4

Por cierto, se me olvidaba: Si usas IE 6 y prefieres seguir usando IE, corre a actualizar, por favor! Pero recuerda que también tienes Firefox, Opera, Safari o Google Chrome, que son mucho más respetuosos con los estándares.

ACTUALIZACIÓN 17/03: Y la noticia hace portada en menéame.

De churros y porras

Estas últimas dos semanas he estado bastante inmerso en trabajo atrasado. Tenía un par de webs pendientes de entrega que me he quitado de encima mediante 36 horas continuadas delante del ordenador, un cambio de sueño y un hérpex labial. Los excesos se pagan.

Lo que más me molesta de diseñar páginas web es que me veo capaz de diseñar webs geniales, como por ejemplo la gente de stopdesign, pero los clientes no quieren pagar lo que una de esas webs cuesta. En su lugar quieren la web corporativa de corta y pega, que sea genial pero que no pase de su presupuesto para su presencia en internet (cercano a cero). Duros a cuatro pesetas. Si alguien tiene que buscar en google que coño quiere decir esta última frase es que soy más viejo de lo que creo.

A lo que iba: yo no hago churros en serie; a mi me gusta hacer auténticas porras descomunales y artesanales, que no tienen igual en el mundo de las porras. Soy demasiado perfeccionista para hacer churros de forma rentable: me paro en detalles ridículos que si bien podrían quedar así (y casi nadie se daría cuenta) a mi me revuelven las entrañas.

Pongamos un caso hipotético de 300€ por un proyecto de estas características. ¿Cuánto quieres cobrar por hora? Si consigues hacerlo en un dia de trabajo nos sale a unos 37,50 €/h. No está nada mal, no? Mi problema es que no puedo entregar ese proyecto hecho en 8 horas. Me parece indigno. El menú podría tener los bordes redondeados, podría poner un fondo semitransparente, podría optimizar las palabras clave, podría rediseñar ese logo tan horrible que me han pasado, podría vectorizar todos los logos para que puedan utilizarlo en la correspondencia, podría… Podría seguir durante horas. En nuestro ejemplo hipotético, yo me pasaría 5 días rompiéndome la cabeza, con lo que mi tarifa por hora quedaría en unos 9,38 €/h. Lo peor de todo es que a la mayoría de los clientes les da bastante igual los extras que le hayas metido por la cara: ellos solo piensan en hacer las nuevas tarjetas con la dirección de internet.

Y ese es el motivo por el que sólo diseño páginas web como hobby y no como profesional.

Conozco empreas que te venden un paquete de “web básica” con 1 dominio, 2 cuentas de e-mail, 20 imágenes (¡alaaaaa! ni más ni menos!!!) y 5 páginas (¡5!) autogestionables!!! todo por el módico precio de 480€ (de los cuales la empresa que diseña la página en realidad recibe la friolera de 240€). Me consta que los que diseñan estas páginas tienen en su disco duro unas 3000 plantillas, que pueden ir variando con colores e imágenes nuevas y que deben tardar unas 2 horas en tener la página lista. 120 €/h no está nada mal… Hacen, literalmente, páginas como churros.

En fin. Sólo quiería desquitarme.