Feeds a medias

Hoy me he puesto a hacer limpieza de los sitios a los que estoy suscrito; he bajado a los 125. Para los que no uséis un lector de feeds os parecerá una barbaridad pero no visito esas 125 páginas todos los días sino que esas páginas se descargan a mi lector. Para entenderlo mejor quizás le queráis echar un vistazo a mi página de ayuda de feeds.

Bueno, a lo que iba: algunos de los que he recortado hoy son páginas que ya no se actualizan o que han cambiado los contenidos y ya no me interesan tanto. Pero la mayoría de los que he borrado son los que no ofrecen el feed completo, es decir, que para acabar de leer una historia no te vale el lector sino que tienes que ir a la página.

Aún no entiendo esta práctica. Es como los anuncios de la tele que ponen cuando faltan 15 segundos para que se acabe un programa. A que molesta? Pues con los feeds igual, hombre. “RSS” significa “Real Simple Sindication”, no “Half and click-through Semi-simple Sindication” (que es el famoso estándar HACTSS). Utilizo RSS porque me permite ahorrar tiempo y seguir muchas webs. Si todo el mundo publicara los feeds a medias y tuviera que visitar cada página para acabar la historia, no podría seguir tantas webs. Además imagina el pobre Firefox con 125 pestañas abiertas…

Yo entiendo que hay gente que intenta vivir de esto; si eso está muy bien, pero ya recibirán visitas de Google o pueden ofrecer otros alicientes para que su página sea visitada sin molestar a la gente que precisamente somos sus lectores habituales (que les enlazamos, hablamos de ellos y les generamos visitas precisamente). Y además hay quien pone publicidad en el feed y la historia a medias. Es que clama al cielo.

En fin, estos son los blogs que lamentablemente no voy a leer a partir de ahora por ese motivo:

Hasta siempre chicos. Si cambiáis de idea, dejadme un comentario.

Por cierto, se ha hablado mucho de los feeds completos, pero esta historia de Digital Inspiration puede servir a los incrédulos como prueba de que también desde un punto de vista económico es mejor publicar los feeds completos.

Actualización 16-03: Capeando el temporal vuelve a los feeds completos (ver comentario) y a mi agregador.

Hotlinking de nuevo

El “hotlinking” es la práctica de incluir contenido (especialmente imágenes) en nuestras páginas que no está alojado en nuestro propio servidor, lo que provoca que cada vez que alguien acceda a nuestra página se está utilizando el ancho de banda de la página en la que esos contenidos están alojados.

Es cómo si cada vez que viene un colega a casa, yo le invito a tomar una cerveza y voy a buscarla a la nevera del vecino.

Es una práctica que demuestra bastante mala educación y que está bastante mal vista entre los que hacen o mantienen páginas web (y los que usan un alojamiento de pago que por tanto saben cuánto les cuesta esas imágenes a las que otros han enlazado). Y ni siquiera voy a entrar a evaluar el hecho de que se trate de una violación de copyright en la mayoría de los casos.

Muchos novatos pecan de esto (por desconocimiento, no malicia), apoyándose en esa creencia popular de “Lo que está en internet es libre, no?”.

Por eso no me lo suelo tomar muy a las bravas; mando un mail educado explicando precisamente esto y pidiéndo por favor que lo corrijan. En el 99% de los casos, la situación se corrige y todo queda en unos mails amistosos. Para el 1% restante, intento ser creativo.

El hecho de que la imagen esté en tu propio servidor te da gran poder; puedes cambiar la imagen y a no ser que la otra página se dé cuenta, mostrarán lo que tu quieras. Esto se ha usado hasta la saciedad como contramedida y épicos son ya los casos de uso de “goatse”, apologías al nazismo, al racismo, etc. Todo vale con tal de demostrarle al autor de la web que no es bueno hacer hotlinking, ni para ti, ni para él.

Hace algún tiempo, tras analizar el tráfico de la web y ver que el número de imágenes que mi servidor servía desde otras páginas era muy superior al razonable, decidí crear un script que añade una marca de agua a las imágenes que no son cargadas desde mi propia web. Pero a pesar de esto, algunas webs no se dieron por aludidas.

Por ejemplo, taringa.net, que se cepilló mi imagen en la entrada Logos desafortunados 2. Mis mails a los administradores fueron ignorados completamente, o sea que al final hoy les he dejado una sorpresita. La novedad está en que no he creído necesario ser desagradable: para qué vas a utilizar un “goatse” (obligándote a ver esa horrenda imagen a tí mismo, otra vez) cuando puedes utilizar un gif de 8000 píxels de largo? Je je je.

Imagen en taringa
Aquí mi imagen en taringa.net. La marca de agua no les dió ninguna pista.

taringa después
Después de la vindicación.

“Wow!” es casi lo mejor…

PS- Intenté crear una imagen de 30000 píxels de largo, pero Photoshop no me dejó…

ACTUALIZACIÓN 1-Feb-2009: Tras un mail al provedor de hosting de taringa, han retirado la imagen en cuestión.

Mapas visuales

reven.org
reven.blog

Los mapas visuales de páginas web nos dan una idea de qué es lo que está pasando por detrás de las cortinas. Las páginas están normalmente diseñadas desde un punto de vista “humano”, haciéndo énfasis en lo queremos que otra persona perciba al verlas y de forma que la organización espacial de los elementos que la componen hagan la información más accesible o, según los casos, predetermine a esa persona a fijar la atención en un elemento determinado.

La estructura de la información que contienen las páginas debería ser más artificial (o menos humana), ya que los estándares web tienden hacia una separación de contenido y código mediante el uso de etiquetas con valor semántico. Por simplificar mucho una historia muy larga, podríamos decir que la estructura de todas las páginas debería ser la misma:

  • Título
    • Encabecado 1: Contenido
      • Subencabecado 1: Contenido
    • Encabecado 2: Contenido

Pero la realidad es que en ocasiones se utilizan esas etiquetas semánticas un poco fuera de su contexto, p. ej. se puede utilizar un subencabezado con una tipografía más llamativa que un encabezado. Una práctica muy común es utilizar contenedores “dummy” (sin ningún valor semántico, por ejemplo <div> y <span>) para ayudarnos a posicionar elementos en la página o dar mayor peso a determinados contenidos.

A la derecha podéis ver mapas visuales realizados mediante websitesasgraphs. La superior corresponde a la portada de esta web y la inferior a la portada del blog. El significado de los puntos es el siguiente:

azul: enlaces (la etiqueta <a>)
rojo: tablas (etiquetas <table>, <tr> y <td>)
verde: la etiqueta <div>
violeta: imágenes (etiqueta <img>)
amarillo: formularios (etiquetas <form>, <input>, <textarea>, <select>, y <option>)
naranja: párrafos, líneas nuevas y citas (etiquetas <p>, <br> y <blockquote>)
negro: la etiqueta <html>, el nodo raíz
gris: el resto de etiquetas

Me parece una curiosa forma de hacerse una idea del contenido de una página.