What did it for you?

Adis ha preguntado en su página (ya hablé de “Count your sheep” hace unos días) qué fue el detalle exacto que hizo que tu amor sea tu amor (más o menos). Mi respuesta no es la única posible. Praga fue un caldo de cultivo excelente para melancolias diversas, pero allí, en la habitación del hotel, mientras Piru y Diana discutían junto a la ventana, Meli se quedó dormida y yo le acaricié el pelo y el cuello. Su cuello. Algo que siempre me ha fascinado. Me perdí en su cuello para siempre, sin poder evitarlo…

(esto es un secreto)

Sed buenos…

Un mal dia para la ciencia

Hola.

No sé si todos vosotros conoceréis a Dexter, cuya frase favorita es “Hoy ha sido un buen dia para la ciencia” cuando descubre algo. En fin, por aquí llevamos una racha importante de malos dias para la ciencia, tantos que se podría acuñar la frase “Hoy ha sido un mal año para la ciencia”.

Y que conste que no hago balance de las contínuas meteduras de la NASA; sólo autocritico mi entorno.

En fin, espero que sea un buen dia para alguien ahí fuera.

Count your sheep

He encontrado uno de los comics (o más bien web-comics) más geniales que he visto y ha que ha suplido por el momento el vacío que dejó en mi vida el final de hackles. Se trata de Count your sheep. Me parece mucho más logrado que hackles estéticamente y ‘Ship’ es uno de los mejores personajes de cómic que existen.

La verdad es que si no hubiera sido por Los 3 de Tah (link roto), esta tira me hubiera pasado desapercibida.

Al menos ahora tengo algo que hacer…

Blues inside & out

Lo de tener el Blues puede sonar algo peliculero, pero expresa perfectamente lo que me está pasando. Hace siglos que no tengo una buena conversación de dos o tres horas con nadie; los cafés mañaneros de cerca de una hora con David ayudan (mucho), pero falta el agravante esencial de una buena charla filosófica: la nocturnidad. Bueno, eso y el Bourbon.

Nada parece salir bien y no es pesimismo: llevo mucho tiempo ya intentando no quejarme demasiado para no aburrir a la gente. Pero esta última mala racha ya dura demasiado como para considerarla una mera eventualidad. Tampoco ayuda el hecho de haber pasado un año con los brazos cruzados. Las neuras de los últimos meses parecen ser el efecto secundario del laaaargo periodo de tocamiento de güebs. En mi favor sólo puedo decir que no me he perdido todo este tiempo exactamente por voluntad propia…

Creo que basta de antecedentes y excusas. Lo importante es qué voy a hacer de ahora en adelante. Esto es lo verdaderamente dificil. Para empezar, no voy a quedarme nada más dentro. Intentaré soltarlo todo, aunque sea a través de este blog (a falta de entes cerebrados no binarios). Segundo, escribiré más y haré una lista con las cosas que más prisa toca arreglar. Pero eso será otro dia…