Foros

Los foros, otro de esos grandes inventos de la humanidad que junto con la dinamita y el estampado de leopardo han hecho más daño que bien.

Todo empezó en la antigua Roma, donde el Foro (Forum) era un lugar de la ciudad designado para el comercio, las finanzas, la religión, la prostitución, etc. De esta forma los foros se convirtieron en el centro de actividad a nivel social y un foco importante de interacción entre personas.

Avancemos dos mil y pico años. Por extensión de aquella idea romana, se denomina “foro” a las página de Internet donde la gente inicia conversaciones, con un interés indagatorio variable, pero siempre con la misma dinámica (más o menos civilizada) de exposición, respuesta y réplica (repetir las veces necesarias). Pero esto es la teoría.

En la práctica, lamentablemente, la mayoría de los foros se han convertido en agrupaciones no oficiales de Hoygan o de individuos igualmente perturbados, que insultan a los otros participantes, que intentan imponer sus ideas, que no siguen unas normas básicas de civismo (Civis, otro término latino) y que piensan que poner un jpeg de 438Kb en su firma es una fantástica idea.

Estos mismos individuos, que demuestran un aceptable conocimiento del uso de Photoshop (o de Paint) para preparar composiciones de sus personajes favoritos del twailait (véase la de vampiros adolescentes) con su coche en primer plano y su perro en una esquinita, no son sin embargo lo suficientemente inteligentes para darse cuenta de que su imágen: a) es un atentado a la humanidad b) tarda horrores en cargar c) anula cualquier ápice de razón que pudieran tener d) da vergüenza ajena e) rompe la estructura de la página f) distrae del tema de la conversación y … Y podría seguir.

Uno pensaría que la culpa es de Photoshop, pero no. Los foreros que no tienen ningún tipo de habilidad con este programa son peores todavía porque se les ocurre la feliz idea de suplir su falta de talento con su falta de originalidad, e incluyen en su firma o en el contenido que escriben imágenes de otro, sin enlazar o mencionar de forma alguna la fuente de la que han sido cogidas. Lo que me recuerda la razón por la que escribo este post: Dejad de coger las imágenes de mi blog ya coño!!!!

Al parecer, el gen del hoyganismo (aun no identificado) debe estar relacionado con otros genes que regulan las funciones cognitivas superiores, en especial las del lenguaje, y hay investigadores que incluso postulan que los Hoygan no saben leer en realidad, que se limitan solo a copiar y pegar. Dichas teorías radicales se basan en el hecho de que los Hoygan usan un lenguaje abstracto desordenado y gramaticalmente desestructurado, así como el hecho de que no son capaces de entender los términos de una licencia Creative Commons, ni siquiera cuando ésta se describe informalmente (i.e. en cristiano) en un par de líneas.

En fin, otra dirección que poner en mi .htaccess de la muerte. Pero más sobre eso en otro momento…

Hotlinking de nuevo

El “hotlinking” es la práctica de incluir contenido (especialmente imágenes) en nuestras páginas que no está alojado en nuestro propio servidor, lo que provoca que cada vez que alguien acceda a nuestra página se está utilizando el ancho de banda de la página en la que esos contenidos están alojados.

Es cómo si cada vez que viene un colega a casa, yo le invito a tomar una cerveza y voy a buscarla a la nevera del vecino.

Es una práctica que demuestra bastante mala educación y que está bastante mal vista entre los que hacen o mantienen páginas web (y los que usan un alojamiento de pago que por tanto saben cuánto les cuesta esas imágenes a las que otros han enlazado). Y ni siquiera voy a entrar a evaluar el hecho de que se trate de una violación de copyright en la mayoría de los casos.

Muchos novatos pecan de esto (por desconocimiento, no malicia), apoyándose en esa creencia popular de “Lo que está en internet es libre, no?”.

Por eso no me lo suelo tomar muy a las bravas; mando un mail educado explicando precisamente esto y pidiéndo por favor que lo corrijan. En el 99% de los casos, la situación se corrige y todo queda en unos mails amistosos. Para el 1% restante, intento ser creativo.

El hecho de que la imagen esté en tu propio servidor te da gran poder; puedes cambiar la imagen y a no ser que la otra página se dé cuenta, mostrarán lo que tu quieras. Esto se ha usado hasta la saciedad como contramedida y épicos son ya los casos de uso de “goatse”, apologías al nazismo, al racismo, etc. Todo vale con tal de demostrarle al autor de la web que no es bueno hacer hotlinking, ni para ti, ni para él.

Hace algún tiempo, tras analizar el tráfico de la web y ver que el número de imágenes que mi servidor servía desde otras páginas era muy superior al razonable, decidí crear un script que añade una marca de agua a las imágenes que no son cargadas desde mi propia web. Pero a pesar de esto, algunas webs no se dieron por aludidas.

Por ejemplo, taringa.net, que se cepilló mi imagen en la entrada Logos desafortunados 2. Mis mails a los administradores fueron ignorados completamente, o sea que al final hoy les he dejado una sorpresita. La novedad está en que no he creído necesario ser desagradable: para qué vas a utilizar un “goatse” (obligándote a ver esa horrenda imagen a tí mismo, otra vez) cuando puedes utilizar un gif de 8000 píxels de largo? Je je je.

Imagen en taringa
Aquí mi imagen en taringa.net. La marca de agua no les dió ninguna pista.

taringa después
Después de la vindicación.

“Wow!” es casi lo mejor…

PS- Intenté crear una imagen de 30000 píxels de largo, pero Photoshop no me dejó…

ACTUALIZACIÓN 1-Feb-2009: Tras un mail al provedor de hosting de taringa, han retirado la imagen en cuestión.