Olores

Venusina me preguntaba en un comentario que a qué olía San Francisco. Creo que es un tema que se merece un post por sí mismo, o sea que aquí tienes tu respuesta, Natalia.

Uff. Yo no soy muy bueno con los olores, probablemente por culpa del maldito tabaco. Pero Meli me ha ayudado con esto y hemos identificado 3 olores muy marcados:

1. Comida. Pero no cualquier comida, sino la comida de aquí. Una mezcla de olor a carne asándose con olor de bar de carretera. Es especial y empieza a las 11 (de la mañana). Después el olor se repite a ciclos regulares. Ahora se te antoja perrito caliente y ahora kebab. Nunca sabes exáctamente a qué huele pero ahí está, recordándote el hambre que tienes…

2. Arboles. Otros árboles que no hay en España. Huele casi constantemente a mimosas en una tarde de mayo, pero a la vez te vienen recuerdos de especias, de incienso, de índico. No es un olor afrutado, sino maduro, rico… Este olor te viene a cualquier hora del día y te pilla por sorpresa. Es especialmente fuerte en los parques y supongo que el viento racheado e irregular de San Francisco ayuda a darte esas sorpresas.

3. Moqueta. Yo digo “moqueta” y Meli dice “el olor que sólo huele aquí en las casas y en los hoteles”. No es un olor desagradable sino más bien particular. Se me antoja muy parecido al olor de las casa viejas de Barcelona, pero no es igual. Puede que sea porque todas las casas tienen moqueta y porque son de madera y porque muchas son viejas. Es como la suma. Tiene su encanto. Es como el olor a “hogar”.

Los olores son siempre más difíciles de explicar que los sabores o los colores. Son siempre tan relativos y dependen tanto de las experiencias anteriores… Pero creo que con esto os hacéis una idea.

Gracias a Meli por la ayuda!