Olores

Venusina me preguntaba en un comentario que a qué olía San Francisco. Creo que es un tema que se merece un post por sí mismo, o sea que aquí tienes tu respuesta, Natalia.

Uff. Yo no soy muy bueno con los olores, probablemente por culpa del maldito tabaco. Pero Meli me ha ayudado con esto y hemos identificado 3 olores muy marcados:

1. Comida. Pero no cualquier comida, sino la comida de aquí. Una mezcla de olor a carne asándose con olor de bar de carretera. Es especial y empieza a las 11 (de la mañana). Después el olor se repite a ciclos regulares. Ahora se te antoja perrito caliente y ahora kebab. Nunca sabes exáctamente a qué huele pero ahí está, recordándote el hambre que tienes…

2. Arboles. Otros árboles que no hay en España. Huele casi constantemente a mimosas en una tarde de mayo, pero a la vez te vienen recuerdos de especias, de incienso, de índico. No es un olor afrutado, sino maduro, rico… Este olor te viene a cualquier hora del día y te pilla por sorpresa. Es especialmente fuerte en los parques y supongo que el viento racheado e irregular de San Francisco ayuda a darte esas sorpresas.

3. Moqueta. Yo digo “moqueta” y Meli dice “el olor que sólo huele aquí en las casas y en los hoteles”. No es un olor desagradable sino más bien particular. Se me antoja muy parecido al olor de las casa viejas de Barcelona, pero no es igual. Puede que sea porque todas las casas tienen moqueta y porque son de madera y porque muchas son viejas. Es como la suma. Tiene su encanto. Es como el olor a “hogar”.

Los olores son siempre más difíciles de explicar que los sabores o los colores. Son siempre tan relativos y dependen tanto de las experiencias anteriores… Pero creo que con esto os hacéis una idea.

Gracias a Meli por la ayuda!

Pacífico

Ocean beach

Cometas, by Reven.

Por fin hemos visto el Pacífico. Después de muchos días de andar por las calles de San Francisco, por la zona de la bahía, el sábado nos acercamos hasta la playa y vimos el “mar tranquilo”.

Es tan grande como dicen, y no, no se ve Japón al otro lado (jeje).

Me sentí un poco extraño, porque era como si no hubieramos dado la vuelta completa hasta que no vimos el mar y al llegar a él y darme cuenta de que al otro lado había aún más mundo, el viaje cobraba sentido de repente.

Otra sensación extraña que tengo aveces es la de no estar en otro país, porque quieras que no, todas las ciudades occidentales tienen más cosas en común que diferencias. Hay momentos en los que me parece que podría estar en Madrid o en Londres y que me sentiría exactamente igual.

Y pensar en todo lo que me falta por ver…

Fotos de San Francisco

sanfrancisco.png

He subido algunas de las fotos que hemos hecho a flickr, para que echéis un vistazo: San Francisco. No deja de ser nuestro particular punto de vista y es imposible que sea representativo de toda la ciudad o de todos sus habitantes. Vuestra imaginación hará el resto.

Echaréis de menos el ícono de San Francisco, el puente Golden Gate, pero es que aún no nos hemos acercado a él lo suficiente como para hacer una foto que le haga honor.

Es una colección creciente; vamos viendo la ciudad en pequeñas dosis…

ACTUALIZACIÓN (29-1-07): He añadido más fotos al set e iré añadiendo las nuevas fotos al mismo set. Echa un vistazo de vez en cuando para actualizaciones.

Animales de costumbres

Nos movemos en círculos pequeños. Hacemos casi siempre las mismas cosas, en el mismo orden. Incluso después de cambiar de ciudad o incluso de país, uno siempre intenta volver a las cosas que hacía antes, con ligeras modificaciones a las costumbres/horarios locales.

Para mí una de las cosas más importantes es buscar un sitio donde pasar el tiempo muerto. No casa, pero igual de cómodo. La cultura española impone que este sitio sea un bar. Que no sea demasiado caro, que los camareros sean simpáticos, que el café sea bebible, que el ambiente sea agradable… Y hoy en dia una conexión a internet estando tan lejos de casa es una obligación.

Nuestra “alter-domus” por así llamarlo, es the chameleon, un lugar muy agradable en la esquina de Pacific y Leavenworth, con wifi gratis, enchufes en cada mesa para toma de corriente, latte’s muy buenos y camareros simpáticos.

Después del café igual me deleito con un Bagel.

Bloguear sobre la marcha

En casa, en tu ordenador, cada uno se va habituando a usar unos y otros programas. Cuando sales de casa, o cuando (como me pasa a mi ahora) no tienes tu ordenador, tienes que buscar nuevos caminos.

No suelo postear imágenes en el blog y cuando lo hago, no me importa editar el HTML a mano para conseguir que todo quede exactamente donde a mi me gusta. Pero ahora las cosas han cambiado; no tengo una herramienta que me permita escribir un post con foto incluida y que lo haga como yo quiera. He estado probando un par de ellas a lo largo de hoy (como flock o ecto) e incluso usando el sistema de publicación por mail automático de flickr, pero no acaba de quedar como a mi me gusta.

Al final lo que estoy haciendo es publicarlas con flickr y luego entrar con wordpress a editar la entrada. Esto es lo que menos dolores de cabeza ha provocado. Sí, pero es un coñazo…

Otros de los cambios a los que me he visto obligado: leer el correo por webmail para compartir el ordenador cívicamente con Meli (PORFAVOR: mandadme mail en texto plano, nada de html), leer las noticias con un agregador web… Pero en general nos hemos adaptado bastante a la vida nómada.

Si alguien conoce algún programa libre que facilite la labor de postear en WordPress y subir fotos a flickr en un único paso, dejad un comentario, porfa.

Sensaciones y recuerdos

Downtown San Francisco
Downtown, by Reven.

San Francisco es una ciudad extraña, pero a la vez me es familiar. Me trae recuerdos de mi niñez en Sudáfrica (las calles anchas, los cruces, los postes, los edificios bajos…) y por otra parte se ajusta a los cánones americanos del cine y la televisión. Con aires de Londres, la mezcla cultural de lavapiés y la casi-perfección arquitectónica del eixample de Barcelona.

En San Francisco, por lo menos el “Downtown” (que es lo que me ha dado tiempo a conocer), casi todas las casas fueron construidas en la misma época, en la fiebre del oro, y se percibe cierta homogeneidad de la herencia Victoriana.

En el otro lado de la balanza están los contrastes (seña de identidad americana): una ciudad rica con ghettos perfectamente delimitados: calles que separan la prosperidad de la pobreza, la ley del caos…

Y todo esto aliñado con un clima muy particular. Como pone en uno de los cientos de panfletos turísticos que nos han dado: “(…) the wind is just around the corner!” En general está haciendo muy buen tiempo, equivalente al que hace en Barcelona a mediados de febrero o marzo, pero en cuanto se pone el sol o viene la brisa del mar, hace un frío que pela.

Os seguiré contando…

Sol y cuestas

Sol en San Francisco
Sol…, by Reven.

Cuestas de San Francisco
…y cuestas, by Reven.

Apenas he tenido tiempo de sentarme a contaros un par de cosas. Hace un tiempo genial y mis gluteos de están poniendo como el acero! Anoche estaba demasiado cansado como para ponerme a escribir, pero esta tarde/noche sacaré un ratillo. También tengo que subir algunas de las fotos a flickr, para que veáis como son las cosas por aqui. Os dejo de momento…