server.reven.org

Durante algún tiempo os he hablado de mi nuevo servidor y os prometí poner a punto una nueva página con información acerca de él. Pues aquí está: server.reven.org.

Espero que la encontréis informativa y no demasiado técnica (es decir, aburrida).

Sed buenos.

Se acerca el fin de semana.

Esta semana se me antoja eterna. Demasiadas cosas en la cabeza y demasiado curro. Bueno, igual no tanto curro sino falta de costumbre. Pero prefiero mil veces tener mucho curro a no tener.

Hoy he añadido un contador a la web y he aceptado el pequeño banner que pide a cambio este servicio. Lo veréis con las tecnofilias. Esa cosa os vigila! Sed muuy buenos a partir de ahora…

Hoy he visto un chico por la calle con un iPod. Es el primero que veo en vivo y en directo. Jo. Yo quiero uno. No sabía si llorar o pegarle. Qué envidia. En fin. Habéis visitado ya mi lista de deseos? Deberíais. Cuanto antes. No os doy pena? Un pobre precario?

Bueno, tenía que intentarlo.

Os veo ahora.

Resaca

Navegando, navegando, leo en Un día gris la posibilidad de comprar vía internet unas pastillas que (…) reduce la producción de acetaldehído, un químico nocivo resultado de la metabolización del alcohol que no sólo es el causante de la resaca, sino que se transforma en un pernicioso ácido para el hígado, el ácido acético., y por lo tanto reducen la resaca.

Como ya he comentado en la página original, creo que la resaca es lo que da el valor a la borrachera. Es su esencia. No hay gloria sin sufrimiento. La resaca es el mecanismo natural de regulación de la ingesta de alcohol. Bebes mucho = más resaca. Bebes poco = menos resaca. Es binario. Le da a la “güerga” una justicia poética, un sentido ilustrado; bebiendo se aprende.

Creo que mis noches de borrachera no hubieran sido (os echo de menos…) tan memorables si no hubiese sido por las memorables resacas que las siguieron.

En fin, nada es lo que era.

Sed buenos.