server.reven.org

Mi página web estuvo alojada en mi casa durante más de 2 años, incluso con cambios de proveedores de internet, cambios de hardware y mudanzas entremedias. La idea detrás de alojar la página yo mismo era la de aprender a configurar y gestionar un servidor linux. Una de las ventajas era que no había ninguna limitación en cuanto a características: podía instalar la versión de PHP que me diera la gana, Ruby, correr los cron que quisiera, las reglas de correo que quisiera… Estas son las máquinas que han servido reven.org:

Netfinity 3000 | Pentium III clónico | Debian | Apache | PHP y MySQL | Internet

server.reven.org 1.0

La primera máquina que desempeñó esta función fue un IBM Netfinity 3000. Sus características esenciales son:

Netfinity 3000 server
  • Procesador Intel Pentium® II 400MHz
  • 384 Mb ECC SDRAM
  • Controladora PCI Wide Ultra SCSI
  • HDD: 2 x 9,2Gb + 18Gb + 4,1Gb SCSI
  • Slots expansión: 7 (3xPCI 3xISA 1xAGP)
  • Red integrada 10/100 Ethernet
  • Alimentación 330W

Para información más detallada podéis echar un vistazo a las siguientes páginas de IBM: Features – Netfinity 3000 y Specifications – Netfinity 3000.

Lo primero que me sorprendió de este ordenador es su tamaño; es más alto que una minitorre y de aspecto más robusto que un PC convencional. Por dentro es una maravilla: la placa base tiene un raiser que por su lado superior conecta con los discos ATA y por debajo tiene los ranuras de expansión. El aprovechamiento del espacio es muy bueno. La placa no parece saturada de componentes como en otros PC’s, sino que todo está espaciado. Otro punto muy favorable es que es silencioso. A veces tenía que mirar debajo de la mesa para asegurarme de que seguía encendido. En resumen: es un equipo muy robusto y muy capaz de hacer el trabajo que hacía (además de alojar y servir reven.org, también se encargaba del correo, DNS, enrutamiento de la red interna, etc.). Nunca se colgó. Ni un apagón o cuelgue; nada.

Tras buscar por ebay, al disco de 4,1Gb original le añadí otros 3 discos SCSI: Un disco de 18Gb que hacía de backup y dos discos de 9,2Gb que puse en RAID 1 y que formaban el disco principal del sistema.

server.reven.org 2.0

El servidor que jubiló a mi viejo Netfinity fue mi antiguo equipo de escritorio (con algunas modificaciones); que a su vez fue jubilado del escritorio por mi iMac.

Esta nueva máquina, era un PC clónico que databa de 1999, pero que poco le quedaba de original. Sus características esenciales eran:

  • Procesador Intel Pentium® III 800MHz
  • Placa base MSI MS-6309 v.2
  • 1536 Mb SDRAM
  • Controladora PCI Wide Ultra SCSI Adaptec
  • HDD: 3 x 9,2Gb SCSI en RAID1 + 80Gb IDE + 120Gb IDE
  • Tarjeta de red Realtek 10/100
  • Alimentación 350W

Lo único original que le quedaba era el procesador y el monitor. Sucesivas amplicaiones de memoria, de disco, un cambio de placa, un cambio de fuente de aliemntación, etc. lo convirtieron en una máquina bastante potente. Lo único que le faltaba para ser perfecta era una adaptadora SCSI más moderna, aunque no le haría feos a una placa ASUS (más fiable que la MSI) o a un micro mejor.

Su único problema era el calor que disipaban tantos discos duros, ya que en la jaula convivían 5, alguno de los cuales alcanzaba los 60ºC. Tuve que poner un ventilador de 120mm enfrente de ellos (cogiendo correinte de un conector de disco duro libre) y dejar un slot libre entre ellos, con la que logré que la temperatura máxima bajase a unos 43ºC de media, mucho más razonable.

La potencia extra de esta máquina vino genial para añadir filtros de correo basura y virus al servidor de correo, con los cuales el Netfinity a 400MHz se atragantaba. Esta configuración resultó ser casi tan estable con el Netfinity.

Debian

Debian

Como sistema operativo para ambas máquinas elegí Debian. ¿Porqué? Pues por que me parecía la opción más profesional para un servidor y porque Debian cuenta con una enorme comunidad de usuarios que ayudan mucho en foros y listas de correo. También porque me parecía el linux más linux. Antes había jugado con RedHat, pero Fedora no me acababa de convencer (algo tuvo que ver el bug MBR de Fedora Core 2). También me gustó mucho Ubuntu, pero al fin y al cabo estaba basado en Debian y me parecía más encaminado a un ordenador de escritorio.

Debian tiene fama de ser dificil para los principiantes. Si y no. No recomiendo a nadie que se aventure en Linux por primera vez instalar Debian. Pero la questión es: ¿es más dificil instalar Debian que cualquier otro Linux? No. El instalador ha mejorado mucho y las preguntas son sencillas. Hay documentos de ayuda que es recomendable leer antes de ponerse a ello y debes conocer tu ordenador. Los mismos prerequisitos que tiene Redhat, Suse, Mandrake… [NOTA: hace un tiempo considerable de ésto, supongo que el instalador habrá seguido mejorando.]

Apache

Apache

En ningún momento tuve dudas sobre qué servidor http instalar: Apache. Utilicé la rama 2.0 desde el principio, cuando la comunidad aún era reticente a dejar la 1.3. Me parece que es uno de esos programas que van como la seda. La documentación es buena (y extensa) y al trabajar con él le vas pillando los truquilos. Las épicas noches de editar sus archivos de configuración aún me dan morriña

LAMP

PHP
MySQL

LAMP es un acrónimo de Linux + Apache + MySQL + PHP y se ha convertido en una referencia a la hora de poner a punto servidores para aplicaciones y páginas web. En Linux, la integración de los tres programas es extraordinaria. La potencia de los sistemas LAMP y su flexibilidad no tienen competencia hoy en dia, aunque hay quien asegura que PostgreSQL ha superado en prestaciones a MySQL. La descomunal cantidad de documentación que hay en internet sobre este sistema lo hace el idóneo para quien esté empezando en esto.

Diseño de la red

El diseño de mi red era bastante sencillo. No podía permitirme un router o un switch profesional, o sea que utilicé un router ADSL Speedtouch 510 que después fue sustituido por un Comtrend 536+ (que no me gustaba ni la mitad que el Speedtouch, pero que era ADSL2+). El router se ocupaba de NAT y firewall, mientras que el servidor gestionaba las DNS. Para gestionar la IP dinámica recurrí a EveryDNS (después de un tiempo con ZoneEdit). Un pequeño daemon que comprobaba cada cierto tiempo si mi IP había cambiado y se encargaba de avisar a EveryDNS. Los 128kbits de subida de mi ADSL sabían a poco, pero eran más que suficiente para una web ligera. Después los 800kbits de subida de los “20 Megas” dieron algo de respiro, pero seguían sabiendo a poco.

Una respuesta a “server.reven.org”

Comentarios cerrados.