“Story of a down”

El servidor ha estado indisponible, pero igual que pasó la otra vez, no se ha caído. El culpable ha sido el script que actualiza la IP dinámica, que no la ha actualizado debido a los cambios de configuración y domicilio.

Según Piru, también puede deberse a que el servidor no se ha aclimatado a las temperaturas salmantinas.

En casa (la nueva), ya tengo línea de teléfono y ahora esperamos a que los buenos de jazztel nos “enchufen” el adsl.

Sigo aqui. Lo prometo.

Desde Salamanca con Amor

…y con Piru y Bimbo. Ya estamos aquí. Este blog ya se sirve desde tierras charras, después de algunos problemillas con el router viejo y un viaje rápido al Mediamarkt.

Sólo quería pedir perdón por las molestias. Re-enviar los mails si no os he contestado y portaros bien. Si hay algún problema no dejéis de contarmelo.

Hasta ahora.

Menos 3 días

En 3 días estaré en Salamanca. Cómo la echaba de menos. No puedo esperar a sentir el abrazo de su gente cálida, ver las paredes de mi nueva casa, tener mi primera reunión de trabajo… Y las costillitas de Van Dyck… mmmm, esas costillitas tremendas…

Salamanca y yo ya nos conocemos y tenemos buen recuerdo el uno del otro. Vuelvo a sus calles de piedra de Villamayor, a su monumental estampa y orgullo. Vuelvo al principio de muchas cosas. Mi destino hace otra espiral, acercándose un poco más, a Salamanca, a Fonseca…

Echaré mucho de menos todo lo bueno que he tenido en Barcelona, pero en Salamanca empieza otra nueva etapa llena de optimismo y esperanza.

Ya os contaré más cosas sobre mi nuevo curro, mi casa…

Puede que tenga problemas para escribir en el blog a partir de ahora y puede que la página esté caída durante unos días, pero no os preocupéis. Vuelvo enseguida.

Nos vemos en Salamanca

3 días

3 días. Sólo me quedan 3 días. Desde que tengo uso de razón, Barcelona ha sido mi sueño, mi destino, mi futuro… Mi vida no se podía organizar nunca sin tener en cuenta ese objetivo, esa meta.

El jueves me voy. Dejo Barcelona. Es triste y es alegre. Dejo calles que amo y que ya conocía como mías por muchos motivos, siendo el principal de ellos que esas amadas calles no responden a la imagen que yo tenía de ellas. Uno recuerda las cosas de una forma determinada y mientras el recuerdo se mantiene inalterable, el molde original evoluciona o cambia.

Lo malo de ser un vagabundo es que nunca hay vuelta posible. Volver a casa es volver a un sitio que ha cambiado sin tí, que ha seguido viviendo, que ha suplido el vacío que tú dejaste. Al llegar tenemos que abrir un nuevo hueco; conocer calles, supermercados, zapateros, fruterías…

La Barcelona actual poco tiene que ver con la Barcelona con la que yo soñaba de pequeño.

También se debe a lo cotidiano: un nuevo trabajo, una nueva vida y muchos, muchos cambios.

T’estimaré sempre.

Más cambios

Hola a todos. Estáis ahí, verdad? Todos salvos y sanos? Bien, en eso confiaba.

Tengo un poco abandonado el blog. Lo siento. Desde que volví de vacaciones me muero por contaros cómo me ha ido. El concierto de U2, el pueblo, Salamanca, Pucela… Me lo he pasado muy bien. El problema es que no tengo tiempo de contaros nada. Tengo demasiadas cosas que hacer.

A principios de año hablaba de cambios drásticos y lo que me ocupa ahora tanto tiempo son precisamente esos cambios. La planificación que requieren, el tiempo necesario para atar cabos… Dentro de poco os lo contaré todo, pero por ahora tenéis que ser pacientes.

Llegan las vacas

Hoy, sobre las 14h, Meli y yo entraremos en modo vacaciones. Por fin! Este año ha sido durillo y las vacas son bien merecidas.

Sólo queda un último día de currillo para que olvidemos durante algún tiempo a jefes, compañeros y otras aberraciones.

Que la gran sonrisa os acompañe.

PS- No, no pasaré mis vacaciones en un manicomio guatemalteco…

100

100!

No pensé que llegaría tan lejos. Gracias a todos los que pasáis a leerme de vez en cuando.

Espero estar aquí dentro de otras 100.

Poema

Repatriado

Seguí vagando en tu mirada,
desterrado del país de tus besos,
de tus abrazos y tu cuerpo.
Me perdí en algún lugar
entre lo que fuí y seré.

Sigo aferrado a aquella bandera
de la patria de nadie.
Sigo defendiendo unos colores
que no me reconocen.
No por mucho tiempo.

Viviré, algún día.
Resurgiré, imitando al fénix
melancólico del recuerdo.
¿Seré yo?

Tendré que serlo.

R. Sánchez
XXII-II-MCMXCVI

Esto es un regalo especial para celebrarlo…

Ausencias

Hola de nuevo a todos.

He estado un par de semanas fuera de casa por motivos familiares, pero ya estoy de vuelta. Hoy empiezo la ardua tarea de ponerme al día y ordenar mi escritorio: me siento como Sísifo (?).

También me pondré al día con el blog. Por cierto, en mi ausencia la web estuvo caída un par de días. En mi defensa tengo que decir que la culpa fue de wanadoo, de cuya conexión desastrosa me empiezo a cansar… El servidor aguantó el tipo.

Si puedo esta tarde me pasaré por el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona para oír la charla que el genial Cory Doctorow (Boing Boing, Craphound) dará como parte de las jornadas de Copyfight. Ya os informaré.

click+flash

Sé que no me he pasado mucho por aquí, pero he estado liado con mis cosillas* y cabilando.

Sí he tenido tiempo de hacer fotos:

mosaico de mis últimas fotos en flickr

Como de costumbre, están todas en mi página de flickr.

* Cosillas=Instalar linux en mi iPod, ir a la playa a tostarme, pasando todos mis CD’s al ordenador, …