The Oscar goes to…

Se acercan los óscar. Es inevitable empezar a oír de premios y pre-premios. Lo que más me sorprende es que no tengo ni la más remota idea de las películas de las que hablan.

Sé que no sois muy cinéfilos (porque aún nadie ha contestado a mi desafío, gallinas!!!), pero qué sabéis de los óscar de este año? Qué pelis habéis visto este año que os hayan gustado? Qué peli borraríais de vuestro cerebro si pudiéseis?

Paraskavedekatriafobia

Hoy he leído un par de cosas en Microsiervos que me han encantado. La primera es la definición de “paraskavedekatriafobia”, que es como se denomina la fobia al viernes 13. La segunda, y que pasará a ser una de mis favoritas es la regla del viernes:

Los viernes nunca, jamás, son el día adecuado para lanzar un nuevo servicio ni para hacer ningún cambio importante en los sistemas. Por tanto, los viernes no se hacen cambios ni se lanza nada nuevo.

La argumentación es bastante sencilla: si algo sale bien a la primera, generalmente suele ser porque te has equivocado en algo. Como lo general es que siempre haya algún fallo (igual que te das cuenta de un fallo en el documento justo después de enviarlo por mail, etc.) y no nos gusta quedarnos hasta las tantas en el curro y menos un viernes(!), pues lo mejor es que lo dejemos para otro día.

Aquí en Salamanca hay un agravante: al ser ciudad universitaria es de rigurosa tradición salir los jueves y, como dirían en la hora chanante, enchufarse al frasco. Esto convierte cada jueves en un viernes virtual, lo que deja la semana con sólo dos días útiles, je, je.

No, no me he equivocado. He dicho dos: martes y miércoles. O me váis a decir que los lunes son productivos? Entre el síndrome larguero y las reuniones de planificación…

Bueno, que la intención de este post es que lo paséis genial el fin de semana. Nos vemos la semana que viene.

Feliz Navidad

Os deseo a todos una muy feliz navidad.

Yo me escapo unos días con mi familia, pero os prometo estar de vuelta enseguida.

Pasadlo lo mejor que podáis. En serio. Este año nos lo hemos merecido!

Iberdroling

Esta tarde hemos tenido unos cuantos problemillas eléctricos aquí en reven.org. Ha habido un fenómeno extraño sólo definible como “intermitencia eléctrica”, pero cuyo nombre no hace honor al terror que provoca.

La luz se ha ido y ha vuelto unas mil veces, a intervalos de 30 segundos (lo justo para que los ordenadores intentaran arrancar de nuevo). “Pero no tienes SAI?” – os preguntaréis; no, pero me lo estoy pensando seriamente.

La pregunta es: me podéis pasar un enlace de un buen tutorial sobre SAI’s, o una comparativa o lo que sea.

Gracias de antemano (y perdonar las molestias).

Vuelva Vd. más tarde

Hola.

He estado liado. Parece que no acabo de pillar el ritmo a esta (parcialmente) nueva vida. Siempre hay algo que hacer. Hoy tendré que desconectar un ratillo el servidor para re-organizar mi despacho. Ya sólo quedan 4 o 5 cajas por el suelo, pero me empieza a urgir una cajonera…

Por lo demás todo bien. Qué me sabe mal teneros abandonadillos, pero es que estoy a tope. Qué tal un mail con ideas? Eso sería la excusa perfecta para escribir algo en el blog.

Espero vuestros mails.

Cápsula del tiempo

Todos lo hemos visto en las pelis: se cogen recuerdos, fotos, una grabación en cinta (o en cd -hace mucho que no grabo nada-), se meten en una caja y se entierra. Luego nos olvidamos de esa caja.

Lo interesante es descubrir unos años después esa caja, ver qué pensábamos, cómo éramos. Nos permite mirarnos a nosotros mismos con la perspectiva que el día a día nos quita, con un poco de objetividad y lejanía. Es dificil darnos cuenta de lo que cambiamos.

Ahora tenéis la oportunidad de hacerlo sin caja, sin pala y sin enterramientos de ningún tipo. La revista forbes ha puesto a disposición de los internautas una cápsula del tiempo virtual, en la que podemos dejarnos un mensaje a nosotros mismos para dentro de 1, 3, 5, 10 o 20 años. Interesante.

(Vía Boing Boing)

La red es de todos

Esta entrada la estoy escribiendo desde mi casa. Por fin. Pero aún no tengo conexión a internet y mi servidor sigue hospedado en casa de Amor y Pedro. Estoy escribiendo esta entrada en mi blog gracias a la inestimable ayuda de la familia Gil, que ha tenido la bondad de dejar su conexión inalámbrica sin contraseña.

No voy a abusar de esta hospitalidad: no voy a poner el e-mule a descargar como loco ni voy a aprovechar para ver vídeos chorras de yonkis.com. Porqué? Por que entonces la familia Gil se dará cuenta de que su conexión a internet no chuta, llamarán al servicio técnico y alquien les configurará su router Wi-Fi para que no permita accesos anónimos.

La disponibilidad de conexiones gratuitas es un bien para todos, pero deben utilizarse de forma responsable, no?

Mudanza

Os tengo abandonados. Lo sé. No le estoy dedicando el tiempo que quisiera a este blog, pero es que las mudanzas siempre son dificiles. Espero que para el mes que viene todo esté más o menos en su sitio y pueda retomar mis obligaciones blogueras.

Desde Salamanca con Amor

…y con Piru y Bimbo. Ya estamos aquí. Este blog ya se sirve desde tierras charras, después de algunos problemillas con el router viejo y un viaje rápido al Mediamarkt.

Sólo quería pedir perdón por las molestias. Re-enviar los mails si no os he contestado y portaros bien. Si hay algún problema no dejéis de contarmelo.

Hasta ahora.

Menos 3 días

En 3 días estaré en Salamanca. Cómo la echaba de menos. No puedo esperar a sentir el abrazo de su gente cálida, ver las paredes de mi nueva casa, tener mi primera reunión de trabajo… Y las costillitas de Van Dyck… mmmm, esas costillitas tremendas…

Salamanca y yo ya nos conocemos y tenemos buen recuerdo el uno del otro. Vuelvo a sus calles de piedra de Villamayor, a su monumental estampa y orgullo. Vuelvo al principio de muchas cosas. Mi destino hace otra espiral, acercándose un poco más, a Salamanca, a Fonseca…

Echaré mucho de menos todo lo bueno que he tenido en Barcelona, pero en Salamanca empieza otra nueva etapa llena de optimismo y esperanza.

Ya os contaré más cosas sobre mi nuevo curro, mi casa…

Puede que tenga problemas para escribir en el blog a partir de ahora y puede que la página esté caída durante unos días, pero no os preocupéis. Vuelvo enseguida.

Nos vemos en Salamanca