Tendencias y mejoras

Capturas de pantalla de algunas web apps

En la web 2.0 han cambiado muchas cosas. La web ha sido mejorada a base de esteroides (AJAX) y ahora se construye mediante nuevos lenguajes de programación diseñados pensando en la productividad y en los humanos (como Ruby).

Como en todo, las grandes y populares webs han sentado unas bases que los demás intentan seguir, con éxito variable. Se trata de cambios estéticos y de usabilidad (muchas veces ligados), que intentan demostrar que el diseño de páginas web no está reñido con su accesibilidad o con el uso de tecnologías que conforman a los estándares.

Pero como todo lo relativo a internet, la mayoría de la gente no tiene ni la menor idea de qué es eso que los raritos llaman “Web 2.0”. Aún hay demasiada gente (e incluso profesionales) que construyen sus webs totalmente con imágenes y que no entienden porqué el uso de flash es nocivo para una página web.

Al margen de cómo estén hechas las páginas o qué es lo que hay detrás para hacerlas funcionar, hay unos elementos comunes que se distinguen a simple vista y que han sido impuestos por el movimiento web 2.0. Estos elementos, que son “lo que se lleva” en este momento, son:

  • Simplicidad
  • Uso de resaltado amarillo (tipo fluorescente)
  • Mucho “whitespace”
  • Íconos grandes y coloridos
  • Animaciones no flash
  • Degradados y efectos 3D

El gran perderdor de esta renovación ha sido el flash. Su momento “Cool” fue bastante breve, pero el número de personas que se quedaron estancadas en ese momento es descomunal. Sin embargo, también ha jugado un papel importante en la revolución, como por ejemplo en las primeras versiones de flickr. Actualmente su uso en la web 2.0 está bastante extendido, pero no para presentar contenido, sino para interactuar con el usuario en aplicaciones ingeniosas. Este uso de flash sí es lícito, emho.

Como todas las revoluciones, su alcance (o incluso su grado de revolución) es variable según el punto de observación y el criterio del observador, pero lo cierto es que algo sí está cambiando. Espero que en un futuro próximo surjan aplicaciones web realmente buenas, que pongan en práctica estas nuevas directrices.

[imágenes: Odeo, Juice, Backpack, Skinny Corp]

Novedades

Hola a todos.

Hay algunas novedades por aquí: en primer lugar, esta página ya no se sirve desde mi servidor de casa, sino que he buscado un alojamiento alternativo. Espero que las páginas carguen más rápido y que ya no dependamos del servicio (en ocasiones deficiente, emho) de jazztel e iberdrola.

Otra novedad es la presencia de Alzindiq, un Bio-informático (o más bien Bio-ingeniero) que nos dará su particular punto de vista de vez en cuando.

Disfrutad!

Miedo

Bueno, quizá este no sea éste el estreno más brillante posible como reportero de reven.org, pero bueno, se hace lo que se puede.

La verdad es que no me gusta mucho hablar de política, ya que ninguna de las opciones políticas representa “a pies juntilla” a nadie con espíritu crítico. El hecho de no “casarte” con ninguna opción política y criticar su labor muchas veces lleva a que los de un color te tachen de ser del contrario y viceversa (siempre errando en el intento de catalogarte).
Estos días he estado leyendo algunos libros de historia de la Guerra Civil (principalmente de Gibson y Thomas), también he leído la bitácora de un Abertzale de izquierdas en barrapunto (y alguno de sus comentarios), que me han refrescado que ya han habido algunos generales que han hablado de sacar los tanques a la calle ya que habían jurado defender la Constitución.

Trascribo textualmente algunas “perlas” de gente con formación y supuestamente con cultura (que son cosas bien distintas), y digo supuestamente porque comentarios así me hacen plantearme por qué pierdo el tiempo en estos foros:
“La única posibilidad de secesión para Pais Vasco y Cataluña es lograr una Guerra Civil, en la que una izquierda radical y antiespañola saliese vencedora , y anulase la democracia en España.” “Y en ese caso, en caso de que los nacionalismos trataran de obtener por la fuerza sus revindicaciones, por supuesto que habría tambores, pero no tricorniales, sino de la Infantería de Marina y de la Legión, porque la sociedad española no tiene por qué rendirse al chantaje terrorista o militar de nadie.”

Me imagino que habrá comentarios similares por el otro “bando” (¿qué harían los nacionalistas radicales si no se aceptase un referendum?).
¿Qué decir, hacer o pensar ante semejante barbarie? Esta situación recuerda mucho a la Segunda República, y todos sabemso lo que vino después. Siempre pensé que el pueblo español aprendió bien la lección de lo cara que cuesta la guerra y más la civil, pero parece que nuestros militares siguen dispuestos a ella y que parte del pueblo lo apoya fomenta e iría a la guerra por esos “ideales”.
El MIEDO viene porque parece que sigue habiendo dos españas (por lo menos), igual de manipuladas que hace 70 años, discutiendo por problemas similares (matrimonios gays, estatutos, etc.). ¿Estamos en el mismo punto que hace 70 años? ¿tan poco hemos avanzado? ¿Acaso, olvidamos todas las lecciones de una guerra de 1000 días y 40 años de dictadura?

Esperemos que la OTAN, la UE (ni Francia ni Gran Bretaña ni la otrora poderosa URSS de Lenin quisieron “mojarse” más de lo debido hace 70 años, y tenían muchos intereses económicos en España, el “fantasma” de una guerra mundial volvía a planear sobre Europa y la intervención directa era sinónimo de guerra mundial, las cosas parecen haber cambiado, pero no tenemso petróleo, ni gas, ni muchas minas como para suscitar la codicia de una intervención temprana, ¿nos dejarían matarnos en carnicería antes de mover un dedo? las reconstrucciones son muy lucrativas, ya se sabe), y San Pantaleón nos protejan, que la gran mayoría queremos tan sólo un trabajo para una vida digna y sacar nuestras familias adelante, en el país que sea, se llame como se llame y lo componga quien lo componga.

Como dice un buen amigo: los perros mean en las esquinas y nosotros pintamos líneas sobre papeles para marcar el territorio, obviando problemas más acucaintes, como la sequía, la desindustrialización, la precariedad de los jóvenes, la especulación inmobiliaria, etc que evidentemente no sabemos o no queremos (por lo lucrativo) arreglar. Lamentablemente, en este país los votantes de uno y otro color son fieles, no cuestionan, no piensan, no practican la autocrítica (única forma de mejorar), simplemente acatan.

Quizá es el momento de crear una alternativa, de mostrar que el pueblo piensa y que no le gusta lo que pasa.

Clase política inepta, corrupta y demagoga responsabilícense de las consecuencias de sus actos, que en ello está nuestro bienestar. Ahora, como siempre, acerca del pueblo español (o de España, o de las españas, o de los reinos del estado español, a cada uno como le plugiere): “¡Dios, que buen vassalo! ¡Si oviesse buen señor!”

Manzanas sí, pero verdes

Teclados Apple en un vertedero Asiático

No me gusta meterme con Apple. Sé que no soy objetivo, pero es que me gustan. Me gusta la filosofía que hay detrás de la marca, me gusta lo que representa, me gusta su comunidad de usuarios y sobre todo me gusta porque simplemente funciona!

Pero precisamente porque los usuarios de Apple nos sentimos tan arraigados a la marca, tenemos el derecho (y el deber) de poner el grito en el cielo de vez en cuando.

Apple es una de las empresas que peor política medioambiental tiene:

  • utiliza compuestos tóxicos (ya sea en el proceso de fabricación o en los propios equipos) que ya tienen una alternativa adecuada
  • salvo por obligación (en Japón, EEUU y la UE), Apple no tiene una política de recogida de equipos usados
  • Apple prima la venta de nuevos equipos, en lugar de favorecer la ampliación o actualización de equipos existentes. La frase “No user serviceable parts inside” (“No hay componentes que puedan cambiarse por el usuario en el interior”, muy más o menos) empieza a ser un fijo de los manuales.

Y no lo digo sólo yo, lo dicen muchos usuarios (desde hace bastante tiempo) y recientemente lo dice también Greenpeace, que ha publicado una web informativa del asunto desde la que pide a los usuarios que tomen partido para hacer que Apple no sea sólo un referente en cuanto a diseño e innovación, sino que también sea un ejemplo en cuanto a sus políticas medioambientales.

Podéis visitar dicha web para ampliar la información: www.greenmyapple.org.